martes, 28 de diciembre de 2010

Confirmado: estoy lesionado

Pues eso. Hoy me han confirmado las sospechas del otro día. Estoy lesionado.
Tengo una escafoiditis con tendinitis en el tibial posterior de ambos pies, más grave en el derecho. Suena feo, ¿eh?.

Ahora toca hielo, antiinflamatorios y lo más difícil: 15 días de REPOSO. Me veo subiéndome por las paredes (con las manos, claro) (jajaja).

Además, tengo que hacerme una plantilla para aliviar la presión sobre el tibial. Es lo que llaman un soporte plantar, que me ha recomendado el médico utilizarlo cuando vuelva a hacer alguna de estas locuras de larga distancia (jajaja).

"El Pupas" is back again!
Está claro que ser alto es incompatible con muchas cosas.
Bajitos del mundo ... ya tenéis un consuelo a vuestros males.
Nadie es perfecto ... aunque los altos seamos más guapos y más agraciados físicamente (jajaja).

Paciencia y a buscar otras zapatillas para estas cosas, que las que tengo no han dado buen resultado tras 6 horas trotando (snif).

domingo, 26 de diciembre de 2010

Trotando por el GR-10. Gátova a La Pobleta - 53 Km

Hoy, 26 de diciembre, hemos quedado para completar un entrenamiento, organizado por el club CxM y más concretamente por Paco Zen para preparar la GR-10 Xtrem.
Como cada cual tenía distintos intereses, Paco ha preparado varias marchas distintas. Una de 20 Km (Gátova - Cueva Santa), otra de 30 Km (Cueva Santa - La Pobleta) y una última de 53 Km entre Gátova y La Pobleta.
Cómo no ... me he apuntado a esta última.
La organización no ha sido sencilla, al tener tantas opciones y grupos en un recorrido que es lineal y en el que había que solucionar el problema de los coches. Cuestión de logística. Muchas horas al teléfono para darle solución (jejeje).

La salida desde Gátova estaba prevista a las 6:15, por lo que me ha tocado levantarme a las 4:30, más o menos. No he dormido bien por culpa de los nervios. Siempre igual (jajaja).
6 personas salimos desde el Palacio de Congresos, en Valencia: Enrique C, Igor, Óscar, Toni (estos dos del UV-O), Carlos y Mario.
Empezamos a eso de las 6:21. Es noche cerrada, estamos a -1ºC y hace un frío que pela.

Las primeras 4 horas y media han ido muy bien. Incluso mejorando el tiempo previsto.
Alrededor del kilómetro 10 se me pone un dolorcillo en el pie derecho. Es el que me doblé en Bétera y no termino de saber si es tendinitis o un pequeño esguince. Poco a poco el dolor sube en intensidad, aunque no me impide trotar con regularidad. Vamos bien.
En Sacañet coincidimos con el grupo que salió de Cueva Santa (30 Km), que encabeza Paco y que reune un buen número de corredores. Esto se anima.
Poco más allá de Sacañet, subiendo a la Bellida, me empieza a doler el otro pie. Ya no es uno sólo. Ahora se hacen compañía (jejeje).

En Canales paramos todo el grupo para descansar un poco. Vamos prácticamente juntos.
Es a partir de esta última parada cuando tengo que optar por caminar.
En la salida del pueblo, buscando el Collado de la Salada, se me pone un dolor muy fuerte en ambos pies. Sobre todo el izquierdo. Estamos alrededor del kilómetro 41 y los pies se niegan a continuar corriendo. No puedo soportar el dolor al trotar.
...¡¡Vuelve "El Pupas"!! ... puf ... hacía tiempo ya ...
Hay gente que empieza a proponerme que lo deje, que pueden venir a buscarme en coche. ¡JA! ... no sabéis con quién estáis hablando. ¿Os suena aquello del alcoyano que tenía mucha moral? ... ¡¡pues soy su primo!! (jajaja).

No sin resignación, me pongo a caminar a mi ritmo. Cuesta arriba sigo de cerca a la gente, incluso les gano terreno, pero en la bajada a la Fuente del Señor los pierdo de vista. Igor se queda conmigo.
Llego sobre 15 minutos más tarde que el resto del grupo. Tampoco me parece tanta la diferencia. El dolor casi ha desaparecido al dejar de correr y pasar a caminata fuerte. Igor tiene que trotar a ratos para poder seguirme (jejeje).
Llevo algo cargadas las piernas, pero en general estoy muy bien.
Objetivo conseguido: bajar de las 10 horas ... y he conseguido bajar de las 8 (jejeje). Y gran parte al trote ... estoy hecho una máquina, xe!


Me han salido 48,25 Km, que no coincide con la distancia inicial que teníamos prevista de 53, con +1.785 m y -1.540 m de desnivel, que he completado en 7 horas y 45 minutos.
Pero lo mejor es que podía haber terminado corriendo muy dignamente si el pie no me hubiera empezado a doler.

Ahora, en frío, tengo un par de pequeños derrames junto al tobillo. Ya no sé si es la zapatilla ... pero menuda putada.
Así que ... creo que no debo apuntarme al GR-10 Xtrem este año ... lesionado, quizá no es el momento. Ahora toca reposo e ir al médico a mirar lo de los pies (snif).




sábado, 25 de diciembre de 2010

Otra vez en Ràdio 9 por lo del Toubkal

Me ha hecho mucha gracia encontrarme que el programa "Sense límits", de Ràdio 9, vuelve a emitir la entrevista que me hicieron cuando subí al Jbel Toubkal, en Marruecos, el pasado mes de marzo de 2010.

Está claro que es un programa de recopilación de lo emitido a lo largo del año, pero esta vez lo ponen como "edició especial - repàs al millor de 2010".
El millor i em trien a mí? (jajaja)
Y no creo que sea por rellenar, que han tenido muchas entrevistas y algunas destacables. Material tenían de sobra como para elegir esta precisamente. Cosas de la lírica, supongo. No me quejaré, no (jejeje).

Así que mañana, 25 de diciembre de 2010, entre las 12:00 y las 14:00 edición especial del programa Sense límits de Ràdio 9, con un repaso "al millor de 2010".

Os invito a escucharla y sonreid cuando me oigáis. A mí me sale una pequeña sonrisilla cuando me he escuchado. Es curioso verse en el otro lado.
A ver si puedo colgar la entrevista por aquí cuando tenga un rato. La montaré con unas fotillos y la pondré en el youtube (jejeje).

¡Ah! ... y os adelanto que posiblemente pronto vuelva a ese programa a contar lo del viaje a Córcega ... quizá en febrero ... si todavía quieren que vaya, claro (jajaja).

lunes, 20 de diciembre de 2010

Caminando por las Sierras del Cadí y del Moixeró

El pasado puente de la Inmaculada, entre el 4 y el 8 de diciembre, decidí intentar completar la ruta de Cavalls del Vent en 3 días (son 97 Km y +5.200 m), en condiciones invernales.
Sin embargo, la semana de antes, la meteorología y el invierno se pusieron de acuerdo para hacer acto de presencia, haciéndose de notar con una semana bien surtida de nieve y hielo.
A pesar de todo, decidimos ir por allí e intentar contemporizar, adaptándonos a las nuevas circunstancias. Nuevamente improvisando.
Cavalls del Vent tendrá que esperar al verano (jejeje).

Domingo 5 de diciembre
Con base en el refugio de Lluís Estasen, intentamos el ascenso al Pedraforca. Conseguimos llegar a la Enforcadura (2.348 m), pero la fuerte ventisca nos obliga a retirarnos sin poder hacer cumbre.

Lunes 6 de diciembre
Abandonamos el refugio Lluís Estasen tras 2 noches de pernocta. No hay duchas, ni agua caliente, ni WC y los alrededores del refugio son un campo de minas, cuajado de restos intestinales de sus inquilinos. Es peligroso caminar admirando el paisaje nevado sin mirar al suelo. Lo digo por experiencia (¡puajs!).
Bajamos a Saldes (El Berguedá, Barcelona), donde buscamos un refugio privado, "El Roget", que nos gusta y decidimos quedarnos aquí. Es más caro, pero tiene de todo y estaremos más tranquilos. Al menos, eso creemos, que después seguiremos con las interrupciones, aunque ya no haya pervertidos que disimulan haciendo como que duermen (jajaja).
Hoy visitaremos los pueblecitos de la zona del Cadí. Hay nieve por todos lados.
A destacar Gósol, Tuixent, Josa y Ossera. La Vall de La Vansa (Alt Urgell, Lleida) es muy bonita y una completa desconocida para mí. Esto es la Cataluña profunda, mal comunicada, con sus profundos valles, sus interminables y verdes bosques, sus pueblecitos colgados sobre peñascos y lomas, con sus sólidas construcciones, sus castillos, iglesias y muchas ermitas, sus callejuelas intrincadas, cargadas de historia. Un lugar para dejar pasar el tiempo lentamente, sin contar las horas.
Compramos quesitos de oveja en Tuixent y de cabra en Ossera. Pruebo el queso tupí, que no lo conocía. Sólo para muy apasionados del queso (ñam).
Por recomendación, comemos en un restaurante que no está nada mal: el Molí de Fórnols.

Martes 7 de diciembre
Han mejorado algo las previsiones y parece que hoy no nevará. Nos trasladamos a Riu de Cerdanya (La Cerdanya, Lleida) para intentar hacer una ruta circular por la Sierra del Moixeró.
Al final, improviso con los planos una bonita ruta circular, en su mayoría por pista forestal, que se agradece porque hay bastante nieve por toda la sierra. No llegamos a utilizar las raquetas.
Consigo subir con el coche hasta el refugio del Serrat de les Esposes, que se encuentra cerrado. La pista de acceso está parcialmente nevada y hay bastante barro. En algún momento me veo apurado. A veces me olvido que mi pequeñajo no es un todo terreno (jejeje).
Por una bonita pista, rodeados de un precioso bosque nevado de pino albar, rodeamos la Serra de la Mata Negra por la umbría.



Al norte, los Pirineos cubiertos por las nubes y completamente nevados. Impresionantes.
Visita al Mirador de Bellver de Cerdanya y por un barranco que sube pasada la Font Freda, subimos hasta el Coll de la Trapa. Al fondo queda el refugio Cortals d'Ingla, al que no nos acercamos, pero que tiene toda la pinta de estar también cerrado.
Siguiendo la pista helada, pasamos a adentrarnos en un abetar y pronto vemos los primeros rebecos (isards), que no se dejan fotografiar.


Subida sencilla al Pico de Moixeró (2.091 m), cuya cumbre presenta poca nieve, que el viento se ha encargado de limpiar a rodales. Las vistas desde aquí son espectaculares. Las nubes pasan rápidas y hace mucho frío.
Volvemos al coche rodeando la Mata Negra por la solana. De vuelta, bajando a Riu de Cerdanya, se me va el coche en varias curvas por el barro. Consigo controlarlo, aunque me lo llego a pasar francamente mal.

Han salido 17,6 Km y +860 m de desnivel, completados en 5 horas y 22 minutos. Es una ruta muy bonita.

Visita a la población medieval de Bagá. Las panaderías son carísimas, sobre todo los carquinyols o rosegons, que los deben hacer con polvo de oro (jajaja).



Miércoles 8 de diciembre

Tras una segunda noche en Saldes, volvemos hacia casa. Salimos pronto con la intención de visitar Montserrat y hacer una ruta típica: la subida al Sant Jeroni. Esto no estaba tampoco previsto inicialmente. Nueva improvisación (jejeje).

Llegamos a Monistrol de Montserrat y buscamos la estación. Subimos al Santuari en el tren cremallera (¡¡oh!! ... sorpresa ... parking gratis, jejeje) y, tras ver un poco el complejo, decidimos subir por el Torrent de Santa María, hasta la ermita de Sant Jeroni y de allí al pico de Sant Jeroni (1.237 m).
Desde aquí las vistas son espectaculares y es posible ver incluso el mar.
Bajada por un bonito sendero que recorre la divisoria sur, conocido como camí de Sant Joan hasta el Aula de la Naturaleza que hay junto al funicular. Seguimos por la ermita de Sant Miquel y el antiguo camping hasta el Monasterio.

La ruta es sencilla, muy entretenida y perfectamente señalizada. Hay muchos sitios desde los que hacer muchas fotos y observar a la gente escalar estas espectaculares paredes de piedra. Otros, disfrazados de raiders, mochila incluida, corretean por los senderos. Me dan hasta algo de envidia (jajaja).
Ha merecido la pena venir hasta aquí.
Nos han salido 11,2 Km y unos +800 m de desnivel, que hemos completado en 3 horas y 23 minutos, con toda la calma del mundo.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Una palmadita en la espalda - CxM Sierra de Chiva

No me podéis negar que es casi inevitable sentir un cierto orgullo cuando te reconocen un trabajo bien hecho.

Hoy, mientras mis neuronas y yo discutíamos en la oficina, ha venido a visitarme una concejala del ayuntamiento de Chiva. Venía con una colección de tarjetas en la mano.
La primera idea que me ha venido ha sido la del tópico navideño: la tradicional tarjeta de Navidad.

Empezaba a esbozar la sonrisa de agradecimiento formal, ligeramente forzada, cuando, para mi sorpresa, me entrega una bonita tarjeta que viene rotulada de su puño y letra, agradeciendo la colaboración en la I Carrera por Montaña "Sierra de Chiva", celebrada el pasado día 12 de diciembre de 2010, para la que Paco Zen me pidió ayuda con los planos y que gustoso se los preparé, como ya hiciera en la del GR-10 Xtrem o en tantas otras ocasiones que me lo ha pedido y he podido hacerlo. Para mí es un placer echarle una mano.

La concejala sonreía de satisfacción mientras le daba las gracias, insistiendo que el agradecimiento era de ellos, por haber ayudado a preparar algo así. Creo que me he puesto colorado (jejeje).
Se ha retirado con la sonrisa pícara de saber que el año que viene volveré a ayudarles, porque, aunque siempre en la sombra, me encantan estos líos.
Otros prefieren figurar, yo la discreción, aunque no siempre lo consiga (jejeje).

Hacía tiempo que no me sentía tan orgulloso y satisfecho. Me ha gustado que me agradecieran algo que hice por gusto, sin esperar más recompensa que mi satisfacción personal y saber que ayudaba a un amigo. Como siempre. Y me han dado por ello las gracias ... ¿qué más puedo pedir? (jejeje).
Todavía debo tener cara de tonto. Quizá esto es otra nueva muestra de mi absoluta falta de estoicismo, pero ... soy un sentimental (jejeje).
Gracias, Chiva. Gracias, Paco.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Una anécdota como otra cualquiera

Una anécdota contada con muuuuucha discreción ...

Un día se presentaron dos agentes de la autoridad en una parcela donde se había realizado una acumulación importante de escombros.
Se citó al propietario y se le invitó a que mostrase la autorización para acumular estos residuos, a lo que alegó que no la tenía, que se la había dejado en casa.
Viendo que aquéllos empezaban a redactar un acta de comparecencia y que, posiblemente, acabaria en un oficio de denuncia, el hombre comentó con tono lastimero, con la esperanza de infundir pena en los agentes:

- "Miren ... hago esto porque esta zona estaba destinada a solares, pero ahora ya no es rentable construir. Estoy desesperado y no sé qué hacer. De hecho, he perdido 1 millón de euros por culpa de la crisis con estos terrenos ..."

Los agentes se miraron y uno de ellos, sin pensarlo, le miró a la cara y le soltó, con evidente sarcasmo.

- "¿Ve? ... ese problema yo nunca lo voy a tener"

(jajaja)

lunes, 13 de diciembre de 2010

II Open de Orientación Villa de Bétera

Este domingo 12 de diciembre se ha celebrado la 13ª y última prueba de la liga autonómica de orientación en Bétera, organizada por la S.D. Correcaminos.

La prueba se celebraba en el Plà de Colom, cerca de la urbanización "Los Pinares", junto a la carretera entre Bétera y Olocau, al lado de la urbanización "La Pedralvilla".
Es una zona bonita, con un pinar de carrasco en un terreno muy llano, bastante penetrable, pero donde hay que ir muy pendiente del plano, ya que los recorridos resultan algo técnicos.

Este terreno ya lo corrí el año pasado (2009), por lo que pensaba que podría salir bien.
Sin embargo, una locura en el tercer control, en el que se me han cruzado los cables y he decidido irme en dirección contraria, me ha dejado con el peor resultado de toda la temporada. Y es una pena, porque el resto de la carrera no ha salido demasiado mal, a pesar de la pifia.
Aquí están los resultados parciales, por si tenéis curiosidad.
Por más vueltas que le doy al plano, no termino de entender cómo me he ido hacia el norte después del control 2, dando vueltas como un tonto, entre chalets, mientras algunos corredores de categoría naranja me preguntaban "oye, ¿tú también llevas naranja?". Naranja no sé ... pero me estaba poniendo rojo de vergüenza (jajaja).

Cuando me he dado cuenta del error y me he sabido ubicar en el mapa, llevaba más de 19 minutos perdidos, incapaz de saber por dónde me había metido y sin saber volver al control 2. Me ha dejado una sensación muy desagradable. Suspiraré.

Me han salido 8,57 Km y +191 m, que he completado en 1 hora, 18 minutos y 39 segundos.
He terminado el último de mi categoría (13º) (snif).
Con esto no confío en mejorar la clasificación final de la liga autonómica (jajaja).

El año que viene continuaremos en H35 en autonómico, dejándome humillar por las máquinas que corren en esta categoría (esos alicantinos abusones ...). La experiencia es un grado importante (jejeje).
Espero mejorar algo, pero, seamos sinceros, me falta mucha técnica todavía, aunque haya mejorado mucho el físico y a la vista está que la liga autonómica se me resiste. Pero poquet a poquet ... he fet molt de caminet ...

Ahora tocar padecer unos meses sin orientación.
Habrá que pensar en entrenar y ... en ir a esquiar (jejeje)

jueves, 9 de diciembre de 2010

Ascensión invernal al Pedraforca (2.498 m)

El pasado domingo 5 de diciembre intentamos subir el Pedraforca, sin conseguir hacer cumbre por las pésimas condiciones meteorológicas, pero con la sensación de haberlo intentado hasta donde la prudencia y el sentido común nos recomendaba.
El Pedraforca tiene una imagen muy característica, pero además, es una montaña mágica, todo un símbolo y la cuna del alpinismo catalán.
Más que una montaña, es un impresionante macizo formado por dos cumbres, el Pollegó Superior (2.498 m) y el Pollegó Inferior (2.436 m), separadas por un amplio collado, la Enforcadura (2.348 m).
La cumbre clásica es el Pollegó Superior, que tiene un acceso más sencillo.

Salimos del refugio Lluís Estasen (1.668 m) a las 10:00. Es algo tarde, pero anoche tuvimos temperaturas por debajo de los -8ºC y no apetecía encontrar demasiado helada la nieve. Hace frío y el suelo está cubierto por una capa de unos 10 a 15 cm de nieve polvo.
Tras un llaneo de un kilómetro y pico, empezamos el ascenso por la llamada "Tartera de Saldes" o "Tartera del Pedraforca". Nada más empezar a subir, hay que rodear una gran roca por la izquierda, pues por la derecha no se podía progresar por el hielo.
Hay algo de senda abierta en la nieve y la progresión tartera arriba es lenta pero constante.

Cerca de la Enforcadura el viento sopla con fuerza del suroeste, barriendo la nieve del collado y depositándola en la ladera de sotavento, que es la del este, es decir, por la que subimos. En algunos puntos cerca del collado, la nieve se acumula con alturas superiores a los 50 cm y sin transformar. Aquí se hace francamente complicado avanzar. A las condiciones de la nieve se añaden ráfagas de más de 60 km/h, que levantan viento y hielo, que golpean con violencia la cara. Es una ventisca en toda regla. Las nubes bajas, densas y continuas, sumadas a la nieve en suspensión, no permiten ver más allá de 15 metros.
En la misma Enforcadura (2.348 m) y tras varios tanteos, nos vemos obligados a dar la vuelta al no saber con certeza cuál es la canal de subida al Pollegó Superior y, viendo las condiciones, debemos suponer que en la cumbre no serán mejores. Parece que lo más prudente es retirarse. Otra vez será.

Bajada lenta por el camino de ida, con bastantes resbalones. Con nosotros se retiran otros 5 montañeros que encontramos subiendo. Definitivamente, no es un buen día para subir.

Ya en el refugio la satisfacción es casi completa. Las sensaciones muy buenas, aunque no haya sido posible coronar. La ascensión a la Enforcadura nevada ha sido toda una experiencia.
Nos han salido unos 7,5 Km y +900 m., aproximadamente. Hemos tardado unas 5 horas y media en subir y bajar. Teniendo en cuenta la cantidad de nieve, tampoco está mal.
No os adjunto el track, porque tiene muy poca calidad.

lunes, 29 de noviembre de 2010

III Carrera por Montaña de Castellnovo. 20,5 Km y +762 m

El sábado 27 de noviembre he tenido estreno por partida doble: mi primera carrera por montaña y mi primera media maratón. Dos en una. ¡Fantástico!.
Este fin de semana tenía 2 pruebas de orientación (una de sprint urbano y el campeonato autonómico de media distancia). Pero como las organizaba mi club en Gilet (XIII Trofeo UPV de Orientación), me tocaba participar como organizador (aparcacoches y avituallamiento) (jejeje).
Tenía claro que no podía quedarme sin hacer nada, subiéndome por las paredes. Así que había que buscar una alternativa deportiva interesante para el sábado por la mañana. Y, buscando, me encontré con la carrerita de Castellnovo, que tenía muy buena pinta.
Después de desestimar la media maratón de Valencia por masificación asfáltica (más de 7000 corredores), tenía que hacer una media maratón para cumplir mi objetivo de este año. Y eso es lo que he hecho, pero de montaña. Doble estreno, doble satisfacción.

Para rematar una buena opción, he podido compartir el momento con Enrique Castelló, del club CxM y compañero en la travesía de Córcega, al que le gustó la idea y se animó nada más se lo propuse. Gracias por la compañía.

Crónica
Son las 8:30 del sábado y hace un frío que pela en la zona de salida, junto al olmo de Castellnovo. Unos 2ºC. No hace viento y la amenaza de lluvia no se ha cumplido.
A las 9:00 salimos 468 participantes. Puf, cuánta gente. La consigna es tomármelo con calma y acabar por debajo de 3 horas. Es un objetivo que creo asequible.
Enrique sale en cabeza, con ganas de correr. Está fuerte este chico. Dice que va a intentar hacer podium.
Los primeros 2 kilómetros son de asfalto. La gente tira con ganas. Yo voy conservador. Prefiero ir lento al principio. Pronto entiendo por qué tanta prisa. La carretera se convierte, de pronto, en una estrecha senda, formándose un atasco monumental. ¡Qué poca previsión y qué poca idea he tenido!.
Pierdo más de 10 minutos, en los que me toca esperar parado o caminar a paso de tortuga. Pido paso a mochileros y corredores lentos, que protestan diciendo que la senda es estrecha. Tendrán que dejarme pasar, digo yo.
Sin llegar a los codazos, consigo adelantar al primer grupo, pongo mi ritmo y pronto me veo adelantando gente. Esto de adelantar es divertido. Una nueva experiencia (jejeje).
Apenas paro medio minuto por avituallamiento para beber alguna cosa. No me hace falta, que las pulsaciones las recupero bien en llanos y bajadas. Estoy que me salgo y me veo muy completo todo el recorrido, adelantando aquí y allá. Técnica del "runner hunting": corredor objetivo localizado (delante), cambio de ritmo, aproximación y adelantamiento (jajaja).
Alrededor del kilómetro 15 me pongo a rueda de dos chavales que me dan paso varias veces. Tranquilos, que ahora ya estoy pensando en acabar (jajaja).
La carrera es muy bonita, con mucha senda, aunque no me creo el 85% que anuncian. Es menos. El terreno me recuerda bastante a la de Chelva, aunque aquí la senda es más estrecha y pedregosa. Una cresta con buenas vistas, pero demasiadas piedras. No me puedo despistar. Los últimos metros, de hormigón, me resultan desagradables.
A partir del kilómetro 19 y pico empiezo a venirme abajo. Lo noto claramente. Quizá el saber que estoy cerca de meta. No sé. Sensaciones extrañas y un dichoso nudo en la garganta que me ahoga lentamente. ¿Ahora?. ¿Y esto?. Me toca caminar 100 metros.
En la misma meta, veo a Enrique que me anima contento. Está sorprendido de mi resultado. Me quito el chip mientras me salta una lagrimilla loca. Lo he conseguido. Por montaña. En cosa de un año y poco de entrenamiento ligero. Poquet a poquet. Soy un fenómeno (y no tengo abuela). Emotivo abrazo con Enrique. Ese nudo en la garganta, que no se va ... demasiadas emociones para un sólo día. Una mañana intensa.
Problemas logísticos varios: el GPS se ha quedado sin batería a los 5 minutos de salir y he roto el talón de las amortiguadas zapatillas que me compré en junio (Gel-trail Lahar) (jajaja).

El recorrido de 20,5 Km y +762 m de desnivel positivo acumulado.
He acabado en 2:37:19, muy por debajo del tiempo que me había marcado (3 horas), aunque creo que podía haber bajado perfectamente de las 2 horas y media sin tanto tráfico inicial. Vaya ... ¿me estoy picando? (jajaja).
Me dicen que en posición 214 de 468, 116 de mi categoría (todavía senior masculino) de 195 (jajaja ... ¡genial!).
Creo que puedo estar más que satisfecho del resultado, siendo un novato.
Enrique ha acabado el 63 en 2:08:55, 23 de su categoría. Está hecho una máquina. Esto es un aperitivo para Chiva, ya verás.
Aunque ... como una carrera de orientación no hay nada, la verdad. No lo cambio (jejeje).


martes, 23 de noviembre de 2010

Foto curiosa en Gátova

El viernes 19 de noviembre me tocó pasar por Gátova. Cosas del trabajo.
Mientras esperaba para poder hablar con una persona, en la plaza, junto a la fuente, ví a una señora mayor que se acercaba a la iglesia, murmuraba alguna cosa mientras se alzaba las gafas y se retiraba por donde había venido. Parecía querer leer un papel que colgaba a casi 2,50 metros del suelo. Supongo que lo habían puesto así de alto para evitar que alguien lo arrancara, aunque la medida no parecía gustarle a la buena mujer.
Ésta volvió al cabo de un momento armada con una silla, sobre la que se dispuso a subirse para coger altura y así poder leer el anuncio.
En esos momentos, yo estaba hablando por teléfono y no pude hacer otra cosa que sonreírme y comentar lo que estaba viendo a mi interlocutora. Me daba algo de miedo que pudiera resbalar y caer, pero parecía desenvolverse con facilidad con la silla.
Todavía colgado al teléfono y a la vez que comentaba la situación con todo lujo de detalles, cual periodista radiofónico, busqué la cámara de fotos, que últimamente siempre viene conmigo, y saqué esta instantánea de la señora, subida a su silla, leyendo el cartel en voz alta. Me hizo mucha gracia. Parecía un "déjà vu" que me hizo sonreír un buen rato por el candor y tenacidad que transmitía (jejeje).
Por cierto ... el papel tenía el horario previsto de misas, como era de imaginar (jejeje).

domingo, 21 de noviembre de 2010

Caminando por el Bartolo, castillos de Sufera y Montornés

Hoy, 21 de noviembre, se celebraba el 20º Medio Maratón de Valencia, en el que tenía pensado participar, pero a unos días vista de la celebración de la prueba me enteré que estaba prevista la participación de más de 7000 personas y se me hizo un mundo. ¡Qué barbaridad! ¿Qué se me había perdido a mí entre tanta gente? Para estrenarme en una media maratón, que era el objetivo final, podía aprovechar cualquier otra prueba que no estuviera tan masificada. Así que la descarté sin más. Sin remordimientos (jejeje).
Es curioso que, en tan sólo un añito y poco, ya me veo sobrado para estas cosas. Eso sí, quizá de las 2 horas no hubiera podido bajar, pero ... ¿acaso hubiera importado? A mí no (jejeje).

Como bonita alternativa tenía un entrene por la sierra de Chiva con Paco Zen (32,25 Km y +1500 M). Me lo propuso esta semana, con las máquinas del club CxM (puf). Lo malo es que le dije que sí sin pensarlo demasiado. Vaya derroche de optimismo que me gasto últimamente (jejeje).
Finalmente, el sábado por la noche reflexioné un poco el tema, con calma y objetividad. Quizá no estaba preparado para algo así, y decidí que tampoco me iría a Chiva: improvisaría una salida por el Desert de les Palmes, en Benicàssim. Otra vez (jejeje).

Así que hoy he subido al Bartolo (736 m) desde el aparcamiento que hay junto a la ermita de Sant Josep, encima del Convent Vell. Hemos empezado tarde (12:00).
El primer tramo se camina por asfalto hasta el Convento Nuevo. Aquí, buscamos un primer desvío a la derecha, siguiendo la pista asfaltada que sube al pico del Bartolo. Un poco más adelante, cogemos un desvío por una senda, con más pendiente, pero que sube más recta y el paseo es más agradable.
Del Bartolo hemos seguido por una senda hasta les Bassetes de Ferrara y hacia el Castillo de Sufera. Ojo con el track, que en un momento dado se me ha ocurrido "improvisar" por una senda, que pronto hemos perdido, lo que ha ocasionado un pequeño altercado con la vegetación, que hoy estaba especialmente "cariñosa" (aligas, coscojas, brezos y derivados). Hemos acabado muy lastimados y le he hecho un hermoso 7 al pantalón (jajaja).
Siguiendo la divisoria donde se supone que está el Castillo de Sufera, hemos llegado hasta un cortado por el que no hemos sabido descender más al este sin equipo y desde el que no hemos conseguido ver nada de los restos del castillo. Quizá esté más abajo o quede tan poco que no se vea desde lejos. No veo restos ni en las ortofotos del visor de la conselleria (coordenadas UTM Huso 30N X=760277 Y=4442611).
El Castillo de Miravet sí que lo veíamos a lo lejos.
Vuelta al Bartolo. A ratos me da por trotar por la pista, yendo y viniendo para no perder a la gente, que tolera mis tonterías y "puntazos" con estoicidad, mirándome no sin cierta cara de lástima. "Pobret ... estarà tronat ..." (jejeje).
Bajada al Convento Nuevo y visita al Castillo de Montornés, del que quedan algunos restos, aunque muy abandonados, mal señalizados y peor interpretados. Ni siquiera un panel informativo decente. Una lástima, pues es una impresionante fortaleza. Vuelta al coche y ... ¡a casa!.
Me han salido 18,5 Km y +950 m de desnivel, que hemos completado en 5 horas, con un tiempo en movimiento de 3 horas y 10 minutos. Resto en descansos, almuerzo, etc. La visita a los castillos ha sido en plan explorador, buscando elementos entre la vegetación, porque están francamente mal conservados.


Una agradable excursión, con buenas vistas, un sol esquivo, algo de viento fresco y mejor compañía.

jueves, 18 de noviembre de 2010

El GR 20 en 7 días y medio: una odisea por Córcega. 15 al 23 de septiembre 2010.

Esta ruta ha sido una aventura en toda regla. Una experiencia inolvidable con una muy buena compañía en una de las rutas más exigentes y hermosas de Europa: el sendero GR-20.

Córcega es una isla francesa anclada en medio del Mediterráneo. Una impresionante cordillera, con alturas que superan los 2700 m, la cruza de noroeste a sureste, en una alternancia constante de valles glaciares y escarpadas crestas. Esta mole de granito es un trozo de los Alpes que sale por encima del mar y que ofrece un interesante entorno de montaña atlántica en medio del mediterráneo, con hayas, abetos, abedules, alisos, etc. así como otras muchas especies vegetales y animales exclusivas de la isla, todo ello dominado por el pino laricio corsicana, una variedad local.
En la
montaña, el paisaje de la isla está cuajado de grandes rocas, interminables cortados, tarteras de bloques de granito, neveros, morrenas glaciares, lagos de montaña de azul infinito y multitud de fuentes, arroyos y riachuelos. Y árboles. Cientos de árboles centenarios, de grandes dimensiones, donde lo normal es ver fustes de más de 1 metro de diámetro y más de 25 metros de altura.
Cerca del
mar, Córcega tiene grandes pinares de rodeno, acompañados de carrascas y alcornoques, alternados con castaños. Y las playas son interminables. Casi no hay construcciones y el mar tiene un bonito color azul turquesa. Un pequeño paraíso para unas buenas vacaciones donde poder alternar el relax con el más puro turismo activo, aunque siempre que se disponga de un presupuesto algo abultado, claro (jejeje).
Es un rincón del Mediterráneo que siempre me ha resultado atractivo. En Francia se la conoce como "l'Île de la Beauté" (la isla de la belleza) y tienen sus motivos para llamarla así (jejeje).

El GR-20
El GR 20 es un sendero famoso por su dificultad. Para muchos, es el GR más difícil de Europa. No en vano, cuenta con casi 200 Km de longitud y algo más de 13.000 metros de desnivel positivo acumulado.
Está preparado para hacerlo en 15 etapas y algunas guías españolas recomiendan recorrerlo en un mínimo de 10 días. Nosotros lo hemos conseguido completar en apenas 7 días y medio sin ningún problema destacable.
El recorrido está diseñado enlazando refugios durante toda la travesía, no siguiendo una lógica de travesía, aunque suponga hacer más kilómetros, a veces innecesariamente.
Esta es la crónica de una aventura que comenzó como un reto. Toda una odisea.

¿Por qué Córcega?
A principios de septiembre coincidí con mi compañero Paco Zen en la oficina. Se le veía atareado y entretenido en alguno de sus proyectos. Le pregunté y, con esa peculiar forma que tiene de decir las cosas, como dejándolas caer suavemente sobre su interlocutor, sin darle importancia, me dijo que estaba preparando una excursión por Córcega.
El objetivo: completar el GR 20 en una semana (o menos).
Reconozco que me llamó la atención, aunque tuve primero que preguntar qué era aquello del GR-20. Casualmente, este año descarté una excursión por aquella isla en moto (lo siento, Sergio), por no contar con una burrita adecuada, pero la idea parecía muy interesante.
Me costó poco decirle que me apuntaba. Era una excelente oportunidad para hacer montaña en buena compañía y la isla me llamaba la atención.

La preparación
Los participantes: Paco Zen, Enrique Castelló y Mario.
Enrique y Paco se encargaron de organizar todo. Consultaron documentación, planos, tracks, horarios, etc. Yo estaba liado con otras cosas, así que esta vez no he preparado nada. Y reconozco que así da gusto viajar. Sin casi preocupaciones. Sólo hay que dejarse llevar y contemporizar. Y siempre salen bien las cosas, porque nada tienes organizado, cada día es nuevo, porque no sabes lo que te espera por delante. Sorpresa tras sorpresa. Me encanta (jajaja).
La semana de antes estuvieron estudiando ruta y traslados. Las combinaciones con transporte público son varias, pero ninguna buena. Finalmente, optamos por un vuelo Marsella - Bastia con Airfrance y movernos con el transporte público. Parecía la opción más rápida, aunque no la más barata.

Yo no quise contratar el vuelo hasta terminar el Campeonato de España de Maratón de Orientación, que tenía lugar en Navarra el fin de semana anterior. Pensaba que sería una buena forma de ver cómo de estaba de físico, que era una prueba muy exigente.
El Maratón-O lo acabé algo tocado y con la moral por los suelos. Parecía como si no hubiera entrenado nada en todo el verano. Puf. No me veía capaz de terminar el sendero y, además, creía que podía resultar una carga para mis compañeros.
Al final, Paco me convenció y, reuniendo todo el coraje posible, decidí que me arriesgaba a intentar completar la ruta, sabiendo que no sería nada fácil. Sabía que luego me arrepentiría si no iba. Y acerté.

Llegada a Córcega
Salida a las 9:15 de Marsella. A las 10:30 un taxi nos lleva a Casamozza para coger el tren (20 € por menos de 3 Km). Entonces nos enteramos que había huelga de transporte público (bus y tren) en toda Francia. En este país las huelgas no son como en el nuestro, aquí juegan duro.
Así que sólo podemos ir a Calenzzana en taxi. Son unos 95 Km. El taxista exige 180 €, y no quiere rebajarlos, a pesar del regateo. Finalmente, le decimos que no. Se enfada. Nos amenaza con que no encontraremos medio de transporte. Ya le vale.
Desesperados, vemos cómo se desvanecen las posibilidades de completar la ruta en el tiempo previsto si no llegamos a Calenzzana antes de la noche (snif).
Tras algo más de 3 horas de auto-stop, Paco sigue tranquilo, sin alterarse, sentado al sol. Enrique se desespera y se pone nervioso. Yo mantengo un optimismo inocente, esperanzador y saco el pulgar a todos los coches que vienen. Me río de la situación y de mí mismo, plantado al solano, parando coches.
De pronto, el milagro: una pareja de alemanes en una "camper" que van precisamente a Calenzzana. Les damos 60 € por el paseo, que al principio se niegan a coger. En inglés les explico que un regalo por el regalo que nos han hecho.

Etapa 1. Calenzzana a Refugio Ortu di u Piubbo. (track completo en Wikiloc)
Día: 15 septiembre 2010
Características: 11,93 Km, desnivel +1.446 m y -188 m
Tiempo: salida a las 15:25 y llegada a las 20:12. En movimiento: 4 horas y 1 minutos.
Ruta y comentario: zona de mucho alcornocal y matorral, algunos pinos y castaños. Muy afectada por incendios. Ganando altura, empieza a aparecer el pino laricio. Bosques preciosos de inmensos pinos. Veo las primeras hayas y abedules y se me queda cara de tonto. ¿En Córcega? (jajaja). Primeros tramos técnicos y de trepada. El cielo por la noche está profundamente cuajado de estrellas. Increíble. Hace frío de noche.

Etapa 2. Refugio Ortu di u Piubbo a ref. de Ascu Stagnu. (track completo en Wikiloc)
Día: 16 septiembre 2010
Características: 14,86 Km, desnivel +1.492 m y -1.670 m
Tiempo: salida a las 7:41 y llegada a las 18:25. En movimiento: 6 horas y 59 minutos.
Ruta y comentario: hace fresco por la mañana. Subidas y bajadas exigentes y técnicas. Muchas tarteras de piedras, a veces muy complicadas. Refugio de Caruzzo a las 12:15 para comer. Por la tarde, más de lo mismo. Puente colgante y pasos equipados con pasamanos y cadenas. Mucho tramo sin equipar. Muchos riachuelos. La bajada a Ascu Astagnu es muy larga, fuerte y algo técnica. Aprovisionamiento en el refugio. Primeras cervezas de castañas (hics), pan, cantos jocosos y ducha caliente (¡¡ooohhhh!!).

Etapa 3. Refugio de Ascu Stagnu a ref. Castellu di Vergio. (track completo en Wikiloc)
Día: 17 septiembre 2010
Características: 24,79 Km, desnivel +1.686 m y -1.787 m
Tiempo: salida a las 7:25 y llegada a las 19:46. En movimiento: 8 horas y 49 minutos.
Ruta y comentario: Sendero muy técnico y exigente físicamente. Cirque de la Solitude, con muchos destrepes, a veces con algo de patio y muy equipado con cadenas y pasamanos (ver foto). Incluso una escalera. Tras un primer atisbo de "pánico hiperventilado", se me hace muy divertido (jajaja). Me noto muy flojo al acabar. Con la tensión, me he agotado física y mentalmente. Y todavía es pronto. Comida en refugio Tighiettu. Pasamos por el refugio de Ciuttulu di i Mori. Para acceder a él, se da una gran vuelta, que puede salvarse bajando directamente al valle. Es un rodeo innecesario. A partir de aquí, el sendero es muy agradable: senda de tierra, bosques de pinos centenarios y abedules. Se pone a llover de forma ligera antes de Castellu di Vergio, por lo que nos decidimos por el refugio, evitando el camping. Encontramos a los primeros españoles (vascos), que nos miran asombrados cuando les decimos lo que estamos haciendo. Estoy muerto. El día ha sido muy duro.

Etapa 4. Refugio Castellu di Vergio a ref. Pietra Piana. (track completo en Wikiloc)
Día: 18 septiembre 2010
Características: 26,50 Km, desnivel +1.470 m y -1.065 m.
Tiempo: salida a las 6:38 y llegada a las 16:03. En movimiento: 5 horas y 52 minutos.
Ruta y comentario: Salimos muy pronto porque la previsión nos avisa de tormentas a partir del mediodía y Paco quiere adelantar. La senda empieza recorriendo un tramo de sendero facilito por un bosque de hayas y abetos espectacular. En la divisoria, grandes hayas con forma de bandera, domadas por el viento. Vista del precioso lago Ninu, donde encontramos una partida de cazadores a caballo. Muy auténtico. Almorzamos en el refugio Manganu. A partir de aquí, la ruta se estropea. El track que llevábamos no es del todo fiable y hay varios pasos técnicos (cadenas) que nos permiten dar la vuelta a un circo glaciar dominado por dos bonitos lagos (Melo y Capitello). El tiempo alterna entre una fina lluvia y rachas de viento muy fuerte (más de 60 Km/h). 30 minutos antes del refugio de Pietra Piana se pone a diluviar. No queda sitio en el refugio y fuera hace un frío que pela. Intentamos prepararnos la cena bajo la lluvia. El guarda se apiada de nosotros y nos ofrece una cabaña hecha de chapa de madera, por la que corre el aire, de tantos agujeros que tiene. Nos intentamos acomodar como podemos. Estoy mojado y tengo mucho frío. Tirito. Tras frugal cena, me enrollo en el saco y no salgo en lo queda de tarde. Durante la noche, las fuertes rachas de viento parecen querer arrancar la caseta y no deja de diluviar. El objetivo era caminar 2 horas más, pero hemos tenido que abandonar.

Etapa 5. Refugio Pietra Piana a Vizzavona. (track completo en Wikiloc)
Día: 19 septiembre 2010
Características: 23,28 Km, desnivel +1.155 m y -2.124 m
Tiempo: salida a las 7:15 y llegada a las 16:00. En movimiento: 5 horas y 16 minutos.
Ruta y comentario: Tras una pesada noche de viento y lluvia, salimos cuando podemos, con mucho frío y humedad. Las nubes pasan muy rápido. Bajamos al fondo del valle, evitando la variante que discurre por la cresta. Pronto volvemos a entrar en otro hayedo. Subida al Refuge d'Onda por senda bonita y no muy empinada. Ojo que la tienda está abajo y el refugio arriba. Paramos a almorzar. A continuación, fuerte subida hasta la Punta Mutarellu (2.141 m) y fuerte bajada hasta Vizzavona. De bajada, en una losa de granito, resbalo y me voy de morros contra una piedra, clavándomela en el hombro izquierdo. Por un momento me parece que me he roto el hombro del dolor. El resto de la bajada, dolorido y mareado, discurre por un bonito barranco, con varias cascadas y grandes pozas donde la gente se baña. Muchos excursionistas de fin de semana. Algunos se pican con nosotros (jajaja). Paco ha desaparecido y vamos Enrique y yo juntos. En Vizzavona buscamos un albergue con media pensión. Esto es lo más parecido a la civilización (ducha caliente, bar, tienda, carretera ...), rodeado de un gran bosque.


Etapa 6. Vizzavona a refugio de Prati. (track completo en Wikiloc)
Día: 20 septiembre 2010
Características: 33,69 Km, desnivel +1.950 m y -1.061 m
Tiempo: salida a las 6:59 y llegada a las 18:08. En movimiento: 7 horas y 38 minutos.
Ruta y comentario: Empezamos en un gran bosque de hayas, tras un corto tramo asfaltado. Senda muy buena, sin casi piedras. Almorzamos en el refugio de la estación de esquí de Campanelle. El sitio es bastante feo, contrasta con el resto de la ruta. El resto del camino seguimos por otro bosque de hayas, pinos, abetos, etc. Muy bonito. Llegada a San Pietru di Verdi, donde nos hacemos la comida en la terraza de un bar. Aquí podemos ver algunos de los cerdos domésticos que viven asilvestrados, como si fueran ciervos o jabalíes, tan característicos de Córcega. Después de la comida una fuerte y dura subida hacia el refugio, mientras las nubes nos amenazan con más lluvia y las cumbres se cubren de niebla. Ducha fría.

Etapa 7. Refugio de Prati a ref. de Asiano. (track completo en Wikiloc)
Día: 21 septiembre 2010
Características: 28,59 Km, desnivel +1.788 m y -2.087 m
Tiempo: salida a las 6:29 y llegada a las 18:32. En movimiento: 7 horas y 25 minutos.
Ruta y comentario: Iniciamos la jornada con el alba, cresteando en un tramo de fuerte subida y algo técnico que dura unas 4 horas. Almuerzo en el refugio Usciolu, donde un caballo nos pide que le demos de comer con insistencia. Consigue molestar incluso a Paco (jejeje). Seguimos cresteando hasta una zona de prados y bosque abierto, donde se llanea. Puente colgante. Buscamos un bonito majadal al lado de un río, donde comemos y nos echamos una larga siesta. Despertamos con frío y nubes bajas. Iniciamos marcha hacia el monte Incudine (2.134 m), con su característica cruz de piedra tumbada. Es una subida fuerte. Poco a poco, desaparece el sol, dejando paso a una niebla tenaz y lluvia intermitente. Nos cuesta saber si vamos por el camino correcto. Desde la cumbre, bajada fuerte bajada técnica y lloviendo. En el refugio nos toca montar la tienda de campaña bajo la lluvia (al fin la utilizaremos, después de días transportándola). Agradable velada con una pareja de canadienses. Vaya francés cantarín que tienen estos (jajaja).

Etapa 8. Refugio de Asiano a Conca. (track completo en Wikiloc)
Día: 22 septiembre 2010
Características: 30,37 Km, desnivel +929 m y -2.237 m
Tiempo: salida a las 6:50 y llegada a las 18:05. En movimiento: 7 horas y 12 minutos.
Ruta y comentario: Hace fresco y humedad esta mañana. He pasado algo de frío en la tienda. Cogemos la variante del GR-20 por el valle, que discurre por una zona más boscosa y menos técnica. Bonito bosque de grandes pinos rodenos, carrascas, madroños y brezos. Mucha agua por todos lados. El cielo está muy cubierto, pero no acaba de llover. Rodeamos el Macizo de les Aiguilles de Bavella. Es un conjunto de picos, rotundos, de grandes paredes verticales, con muchos bloques, salpicados de pinos.
El paisaje y las vistas son magníficas. En el Col de Bavella hay una zona acondicionada para poder disfrutar del espectáculo accediendo en coche. Vale la pena, aunque es muy turístico, comparado con lo que venimos de hacer (jejeje). Comida en el refugio Paliri. Bonito entorno de pino rodeno. Por la tarde, tranquila ruta, casi toda en bajada entre pinos y bosques de madroños. Encontramos unas pozas y decidimos darnos un baño para celebrarlo.
Llegada apoteósica al asfalto en la aldea de Radicali, junto a un alcornoque. Fotos. Alegría. Satisfacción. Emoción. Seguimos carretera hasta un bar en Conca, donde empieza el GR. Aquí no está bien señalizado. Dormimos en un gîte d'etape en Conca.



El último día del viaje, 23 de septiembre, nos anuncian que se ha convocado huelga de controladores aéreos, así que nos vemos con autobús, pero sin avión de vuelta. El autobús de línea nos lleva hacia el aeropuerto de Bastia. Nos deja junto a la carretera principal, al lado de un centro comercial (Carrefour), a unos 4 kilómetros del aeropuerto de Bastia. Hay que ir andando, atravesando un polígono industrial "assez laide". Unos 60 minutos más tarde de lo previsto, el avión finalmente sale con destino Marsella. Nos hemos librado por poco (puf).
Estos franceses, cuando convocan una huelga, no se andan con tonterías (jejeje).

Comentarios y anotaciones interesantes.
En los 200 Km recorridos, nos han salido un máximo de 5 Km, más o menos, de caminos, de los que menos de 1 Km estarían asfaltados. Son todo sendas, pero hay muchos tramos técnicos o muy técnicos, en los que es difícil caminar, salpicadas de muchas rocas y zonas de tarteras interminables, que obligan a ir dando saltitos.
El sendero está muy bien señalizado, con abundantes marcas blancas y rojas, así como fitas (montoncitos de piedras). En zonas de pedrizas y tarteras de piedras, hay que estar muy atento al recorrido, porque a veces está señalizado en una dirección y algo menos en la otra. Si pasan más de 50 metros sin ver una marca, es que nos hemos salido de la ruta.
Las zonas de roca son mayoritariamente de granito, por lo que las suelas de las botas después de tanta distancia, prácticamente han desaparecido por el desgaste. Paco Zen se llevó unas zapatillas de correr y se arrepintió durante toda la travesía. Es casi obligatoria la bota de montaña de media caña y reforzada para evitar golpes contra las piedras.
Es fácil encontrar agua en casi todo el recorrido en pozas y fuentes. Hay que tener cuidado por si hay ganado en las proximidades.
Las temperaturas no son excesivamente cálidas, al menos en septiembre. A mediodía pudimos pasar algo de calor, pero por las tardes y noches llegamos a pasar incluso frío. Tuvimos algún día de lluvia, en forma de tormenta, con rachas de viento bastante intensas.
La pernocta se debe realizar en los refugios o las zonas de vivac habilitadas en sus proximidades. El precio no tiene descuento por federado. Son 10 € el albergue y 5 € el vivac (o plantar tienda) por persona y noche. Algunas etapas acaban en hostales (gîtes d'etape), donde es posible conseguir una media pensión por unos 40 €, más o menos.
Si habéis pensado en llevar bastones, que sepáis que con uno hay más que de sobra. Las tarteras son tan abundantes y los pasos técnicos en los que hay que trepar tan numerosos, que os molestarán. Quizá no valga la pena llevarlos. Yo sólo he podido utilizar uno (y poco).
Las cervezas típicas de Córcega son la Pietra, elaborada con harina de castaña, la Colomba (turbia) y la Serena. La Pietra es de sabor fuerte e intenso. En los refugios vale unos 6 € (bote de 50 cl). En botellín de 25 cl unos 3,5 €. Una pasta. El resto están por un estilo.
Hemos encontrado muchos franceses y alemanes. Algunos ingleses e italianos, pero la nota exótica nos la han dado unos canadienses francoparlantes (Québec) y algún español (unos 4, más o menos). Con el francés y el inglés nos han entendido en todos los sitios, sin demasiados problemas.

Coste del viaje.
Os indico desglosado lo que me ha costado el viaje (individualmente).
Billete de avión con Airfrance Marsella-Bastia (pagué 70 € más por esperarme una semana a comprarlo) ... 220,78 €
Coche Valencia-Marsella por autopista, taxi Bastia-Cassamozza y parking aeropuerto Marsella (entre 3 personas) ... 140,47 €
Furgoneta Cassamozza a Calenzzana (alemanes) ... 20,00 €
Pernocta en refugio (4 noches) ... 3 x 10 + 15 = 45,00 €
Pernocta en caseta madera y tienda, en zona de vivac (2 noches) ... 10,00 €
Pernocta en gîte d'etape a media pensión (2 noches) ... 34 + 38 = 72,00 €
Gastos en comida (sin contar media pensión, llevando comida en la mochila para unos 3 días, con reposición en ruta y cervezas) ... 50,00 €
Autobús Conca a Casamozza ... 4,00 €

TOTAL ... 562,25 €

De los que más de la mitad son en transporte.
Creo que ha valido mucho la pena. Es posible hacerlo por menos de 500 €, pero cogiendo el barco, para lo que son necesarios un par más de días, de los que no podíamos disponer.
La isla vale la pena recorrerla en plan turístico, disfrutando de sus magníficas playas, sus pintorescos pueblos y su buena gastronomía. Son cosas que no pudimos probar, porque no se puede llegar a todo.

Paco ha hecho su crónica del viaje aquí. Parece contento con el resultado. Mario: ¿Aliado? ... ¿qué querrá decir eso? ¿Acaso no vale más la palabra "amigo" y/o "compañero"? (jejeje)

Un viaje muy recomendable: una preciosa aventura en una isla idílica. Para repetir.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Caminando por Les Agulles de Santa Àgueda

Ya empezaba otra vez a subirme por las paredes por culpa de la ansiedad. Desde la salida del miércoles a correr, no había vuelto a salir y los nervios me devoraban por dentro. Necesitaba quemar adrenalina, lo reconozco.

Esta mañana me han propuesto una salida sencillita y rápida: un trozo de Les Agulles de Santa Àgueda, en concreto una aproximación y ascenso al pico sur (538 m).
Les Agulles son una bonita y aguda cresta de rodeno, formada por inmensos bloques, a caballo entre los términos de Benicàssim y Cabanes, con algunos tramos de trepada sin dificultades y otros en los que podría ser interesante asegurar y que resulta muy bonita.
Como no teníamos toda la mañana y sólo disponíamos de un rato para salir a hacer el tonto a la montaña, hemos hecho la aguja situada más al sur. Prometo volver para completar la cresta, que me he quedado con ganas de más.

Hemos aparcado en el arcén, junto a la carretera CV-147, que es la carretera que sube al Desert de les Palmes desde Benicàssim, y a la vía de servicio de la AP-7. Empezamos saliendo hacia el este por un camino de servicio de la autopista, pasando por el Pla de Salandro. A unos 750 metros, sale un desvío a nuestra izquierda por un sendero, señalizado con un montoncito de piedras. Pasamos al lado del Corral de la Comba y subimos hacia el norte a media ladera por una senda bien definida que sigue el barranco por su margen izquierda. Este sendero pronto pasa a estar señalizado como PR. Al llegar a un collado, donde empieza a llanear, giramos bruscamente hacia el este y empezamos la trepada por otra senda que asciende entre piedras. Bonita cumbre y mejores vistas.
En menos de una hora estábamos arriba, con algún tramo de trepada y poco más. Un rato en la cumbre viendo las nubes bajas e intentando adivinar la posición del sol ... y bajada. En días buenos las vistas deben ser geniales. Posiblemente, mejores que en el Bartolo.
En menos de 2 horas estábamos de vuelta en el coche.
Me han salido 6,75 Km y +480 m de desnivel en un tiempo de 1 hora 53 minutos, con 20 y pico de relax en la cumbre.
Muy recomendable.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Motivos para NO preocuparse

Hoy he acabado algo cansado de la faena, preocupado por algunas auntos que no consigo acabar. Desde hace un par de semanas se me pone cuesta arriba terminar las cosas, por más tiempo que les dedique. Para colmo, la conexión a internet iba de pena y no podía ni terminar con unos planos. Se me acumula el trabajo y no es por falta de celo o empeño.
Tras varias horas de pelearme con el ordenador, me he retirado a casa desmoralizado.
Por el camino, no podía hacer otra cosa sino darle más y más vueltas a la cabeza. No quiero preocuparme por nada que no merezca realmente la pena, aunque a veces un conjunto de circunstancias nos pueden resultar asfixiantes.
Dichoso estrés.

En estos pensamientos estaba cuando, de pronto, me ha venido la inspiración y, por un momento, he decidido volver a tomarme las cosas con calma. ¿Para qué preocuparse?.
Y una canción me ha vuelto a recordar que las cosas son según nos las queramos tomar. Así de simple y de complicado a la vez.
Así que, recordad: con la mera actitud personal ... "every task you undertake, becomes a piece of cake".
Ese es el único camino a seguir (jajaja).

Venga ... dejad que divague ... un poco de optimismo y magia no hacen mal a nadie. Disfrutadlo.

Mary Poppins (1964) en "a spoonful of sugar". (Julie Andrews ... grandísima ...)



Esta ya he amenazado que la voy a dedicar. Es para tí (jejeje).
Uyysss ... ya me parece oír las quejas de algún seguidor/a de este blog poco tolerante con el inglés. La traducción es bastante limitada, pero ... ahí va ... la versión en castellano (que ni rima, jejeje)
(Aunque lo de "un poco de azúcar" no coincide precisamente con el "spoonful". En castellano es incluso más optimista ... jajaja).

jueves, 11 de noviembre de 2010

III Trofeo de Orientación Ciudad de Elda

El domingo 7 de noviembre tocaba orientación. Esta vez la 10ª prueba de la liga autonómica, el III Trofeo Ciudad de Elda, organizado por el Centro Excursionista Eldense.
Me apetecía mucho volver a enfrentarme conmigo mismo en una prueba en Alicante, sobre todo después del éxito de Alcalá de Henares, con la esperanza de mejorar un poco mis resultados en una provincia a la que todavía no le he encontrado el "punto". Será cosa de pendientes y piedras, que no nos terminamos de llevar bien (jajaja).
El paraje elegido ha sido el "Xorret de Catí". Una bonita montaña, de fuertes pendientes, cubierta con un bosque de pino y mucho matorral mediterráneo, salpicado de cultivos y barrancos. Nada más verla me he imaginado lo peor, aunque luego he respirado tranquilo cuando he visto que no había tantas piedras como en otras pruebas (¿por qué me vendrá Alcoi a la cabeza? jajaja).
Día magnífico, pocas nubes e incluso algo de calor. Perfecto para correr.
Nos toca dejar el coche en un parking que está a más de 1,5 Km de la salida. Llegamos un poco justos de tiempo y me toca subir al trote por el asfalto. Me sirve para calentar.
Mientras espero mi turno de salida (hay algo de retraso), me noto algo distraído y no termino de concentrarme. Tampoco son nervios. Es una sensación extraña.
Me asusto al ver la descripción de controles. Serán 26 controles en H35, con 5,5 Km y +405 m de desnivel. Definitivamente, esto puede ser peor que Alcoi (jajaja).
Los primeros controles son facilitos. Las referencias bastante claras, aunque no es fácil moverse por este monte. Importante elegir bien la ruta, pues un fallo acumula mucho desnivel.
Llegando al control 8 (36), me encuentro a Aquaman (Óscar), con el que estuve en el entrenamiento del viernes. Me pongo a rueda. Parece que lleva la misma dirección. Compruebo con satisfacción que le aguanto bien el ritmo, incluso ladera arriba. Voy cómodo. Hacemos el control 9 (33) prácticamente juntos. Sale en dirección suroeste hacia su siguiente baliza y decido (todavía no sé por qué), seguirle (jajaja).
Acabo medio perdido en mitad de una ladera, confundido con lo que veo y lo que leo en plano. Pronto me doy cuenta del craso error: me he ido más de 500 metros al este. Me toca atacar el control 10 (51) desde el camino. Pierdo más de 7 minutos. Eso es mucho tiempo. Es la segunda vez que sigo a alguien "sin saber por qué". La anterior fue en Cofrentes siguiendo a Sergio. Menudo fallo de concentración (jajaja).
El resto de la carrera es una caída en picado de mi fondo físico y en el control 21 ya voy más quemado que la pipa de un indio. Me ha faltado físico en los últimos centenares de metros y acabo bastante fatigado. Hay tramos cuesta arriba que no he podido ni correr. Y eso que parecía que estaba bien ... puf.
Quizá he abusado un poco estos últimos 2 días, con lo del Palancia y La Vallesa.
Al final me han salido 8,25 Km, con +460 m, para los que he necesitado 1 hora, 35 minutos y 43 segundos, quedando el 9º de 16, y a más de 13 minutos del primero. Un desastre.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Caminando por el nacimiento del Palancia y Peñascabia

El sábado 6 de noviembre improvisé una bonita salida de montaña, para hacer senderismo. Había que volver pronto a casa, que a las 21:00 teníamos entrada en el Teatro Principal, para ver un clásico del teatro: "El condenado por desconfiado", de Tirso de Molina.
Esta vez la zona elegida ha sido Bejís (Castellón), con inicio en el parking de la fuente de Los Cloticos, donde dejaríamos el coche, para visitar el nacimiento del Palancia, el barranco del Resinero y subir a Peñascabia (1.331 m) por el Cerro de la Cruz.
Es una ruta bastante conocida y frecuentada, al menos hasta el nacimiento, pero en otoño es más difícil ver gente por aquí.
Cerca de la ribera del río y bajo las peñas se pueden ver puntualmente árboles que destacan por sus hojas pintadas de vivos colores. Son arces, robles, álamos, no muy abundantes, pero que dan una nota de color al paisaje. Es agradable.
El día ha salido magnífico, con un sol espléndido. Uno de esos días que sólo el otoño sabe regalar. A veces, incluso el invierno. Me encanta el otoño.
Empezamos tarde a caminar. A eso de las 12:30. Con el entrenamiento de ayer viernes, no había manera de levantarme pronto esta mañana. Estaba molido. Me dolían las piernas, pero sobre todo el muslo derecho, gracias al fuerte golpe que me dí al caer.
La ruta empieza por un camino forestal que nos lleva al nacimiento del río Palancia. Este tramo no tiene un especial atractivo, pues es un camino apto para vehículos de cuatro ruedas. Pasamos una casa forestal, bastante destartalada, aunque eso ya no es novedad, la verdad. Muchas están ya abandonadas, tristemente vacías.
En una curva del camino, se adivina la senda a la derecha que sigue río arriba. Cruzamos varias veces el cauce hasta detenernos a la entrada del Estrecho del Cascajar, donde la naturaleza ha labrado un profundo barranco, de altas y estrechas paredes, muy pulidas por el agua, que actualmente se encuentra seco. A sus pies, dos generosas surgencias de agua señalan el posible nacimiento del Palancia, aunque supongo que habría que pensar que realmente nace Estrecho arriba, hacia el Toro, por la Rambla Seca.
El Estrecho es bonito y fácil de caminar. Alguna trepadita, alguna piedra resbaladiza, pero dan un aliciente divertido a la excursión. Una vez acabado, todavía se puede subir unos centenares de metros para admirar el barranco. Vale la pena.
Volvemos atrás para buscar la entrada al Estrecho. Allí aprovecho para beber del nacimiento un largo trago de agua. Está fresca.
Seguimos atrás, hasta volver al camino, donde giramos a la derecha, para subir por el barranco del río Resinero. Al principio, se sube por un camino, aunque es posible que se pueda subir por el mismo barranco. Tendré que investigarlo. El camino desaparece y seguimos por el fondo del barranco, que está poco transitado y, aunque hay una senda, ésta no siempre es evidente.
En un momento dado, sale una senda a la izquierda, que sube ladera arriba hasta alcanzar un camino. Ya en el mismo camino, podíamos seguir el mismo, conforme a un track que encontré de trotasendas, pero decidí arriesgarme e improvisar, cruzando el camino y cogiendo un sendero señalizado que había al otro lado y que parecía subir a la muela de arriba. Esta vez acerté.
Por una ladera con algo de pendiente subimos a la divisoria de la Loma de la Muela. Ya en el alto, el sendero gira al norte, en dirección a El Cerro de la Cruz (1.352 m), punto más alto de nuestro recorrido. Esta parte es agradable. La loma tiene una senda limpia y evidente y es muy llana.
Pronto alcanzamos el pico de Peñascabia (1.331 m). Tenemos un vértice geodésico en su cumbre. Las vistas son magníficas hacia el norte, con Espadán, Penyagolosa, Gúdar y el llano de Barracas a nuestros pies. Hacia el oeste no podemos casi mirar, que el sol está muy bajo y molesta mucho. Sesión tonta de fotos. ¿A que parece que estoy volando? (jajaja)
Cruzamos un collado para pasar al otro pico de Peñascabia (1.313 m), que queda justo encima de Los Cloticos. Tiene un gran cortado hacia el norte, que destaca sobre el paisaje, reconociéndose perfectamente desde la carretera de Teruel y que permite identificar el pico a distancia, aunque no sabía que la cumbre real estuviera algo más atrás. Otra cosa nueva que aprendo (jejeje).
Bajada del pico por una bonita senda que serpentea entre pinos. Se puede acortar en línea recta, pero la pinocha que cubre el suelo resbala bastante y hay que estar alerta para no caer.
Al llegar a la pista, giramos a la derecha, buscando la vuelta a Los Cloticos. A la altura del Picacho Bigas, giramos por una senda a la izquierda, siguiendo un cortafuegos ladera abajo, bajo un impresionante cortado. Hay un montoncito de piedras junto al camino que nos indica el inicio de la senda.
Llegamos a las 18:00 de vuelta al coche. Nos han salido 16,20 Km y +1.760 m que hemos completado en 5 horas y 20 minutos. Un agradable paseo. Del desnivel, para variar, no os fiéis, que en la zona de los Estrechos del Cascajar, el GPS se volvió loco (jejeje).

Apunto esta ruta para repetirla, que es cortita, agradable y está cerca de casa. ¿Tal vez con nieve? (jejeje).
¡Ah! ... y la obra de teatro, estupenda. Como no podía ser de otra manera. Es un privilegio disfrutar de todo un clásico del teatro del Siglo de Oro en buena compañía, aunque llegáramos a tiempo de casualidad (jejeje).