domingo, 4 de julio de 2010

Nuevas herraduras

Reconozco que no es que le tenga un especial amor a esto de correr, pero como veo que es una forma rápida y barata de matar la ansiedad y los nervios que me acosan, y además me produce una inmensa satisfacción a través de la orientación, pues me he decidido a renovar las herraduras, que ya tocaba.
Las otras zapatillas las voy a tener que jubilar. Después de destrozarlas en la ya tristemente famosa marcha de Carros de Foc, en agosto del año pasado (todavía se me llenan los ojos de lágrimas cada vez que la recuerdo) y perder varias uñas por ser de un tamaño inadecuado, así como destrozarlas una y mil veces en varias carreras de orientación, he decidido cambiarlas definitivamente. Ya no aguantaban mucho más.

Como no podía ser de otra manera en mí, me he puesto a investigar y me he decidido por dos modelos, que he encontrado a un buen precio en las rebajas de una gran superficie comercial, cuyo nombre omitiré.
Me he ahorrado algo más del 30%, gracias a mi amigo Juan J, que trabaja allí. Nuevamente, gracias, Juan. Estos dos modelos me servirán uno para entrenar y hacer las marchas de asfalto y el otro para las marchas y carreras de orientación por montaña.
Nuevos neumáticos, para distintos tipos de superficie.

Para las carreras de asfalto y entrenamiento semanal he elegido las Asics Gel-Kayano 16. Ya veremos qué tal.



Para las carreras de orientación y montaña he elegido las Gel-Trail Lahar G-TX. Son con Gore-tex, que sé que es excesivo, pero están bien protegidas y tienen buena pinta. Seguro que para salir a la montaña fuera del verano, también les encuentro sus ventajas. Buscaba las Salomon XT-Wings 2, pero por lo que me han costado, me quedo con estas de momento.

El problema para elegir no ha sido el precio (más quisiera yo), sino la talla, para variar. Ser grande tiene esas ventajas: no tienes mucho donde elegir. Y con una 47 de pie, tenía que elegir una 48 (una 13 USA), y no he sido capaz de encontrar mucho más. Y eso que me he pasado media semana mirando.
Así que ahora ya tengo para cambiar de herraduras a conveniencia. Sólo queda encontrar el tiempo para volver a las 3 saliditas semanales. Pronto podré correr una media maratón, objetivo antes de final del año. Objetivo que tengo ya casi al alcance de la mano. Y eso con un año escaso que llevo trotando, sin tomármelo en serio.

Poquet a poquet, todo lo consigo. Sólo es cuestión de tiempo y paciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada