domingo, 4 de julio de 2010

Rodando por la Calderona. Náquera a Gilet.

Ayer sábado 3 de julio, me apetecía salir un rato por la Sierra Calderona con la bicicleta, después de estar toda la semana haciendo el tonto por Madriz. Está claro que si paso más de 3 días sin hacer nada, me empiezo a sentir inquieto, como encerrado en una jaula y es la única forma de aliviar esta malsana sensación.
Se lo comenté a Paco Zen por la mañana del viernes y me sorprendió cuando me comentó que le apetecía venirse conmigo. ¡Qué honor!. No había quedado nunca con él para hacer bicicleta, aunque sí lo he visto rodar por ahí, de causalidad y más de incógnito que otra cosa.

Así que el viernes por la noche decidí cambiar una prometedora salida nocturna a la inauguración de un pub, por una salida matinal en bicicleta. Y no me arrepiento. Así soy de "rarito" (jejeje).
Decidí buscar una ruta interesante y al final me decidí por una que tenía buena pinta, a la que le cambiaría el punto de inicio para empezar en Náquera, en la plaza del ayuntamiento, haciéndola así más directa desde casa.
El recorrido seguiría luego por la solana del Alt del Pí, para buscar el Garbí, la solana de la Mola de Segart, Xocainet, La Rodana, Pla de la Venta, Gilet, Santo Espíritu, Els Algepsars, Coll d'Aigua Amarga, urbanización Font de l'Oro y vuelta a Náquera por la carretera, con algunos tramos de asfalto.

Hay que añadir que Paco está convaleciente. La semana pasada tuvo el mérito de ser una de las 100 personas que completaron el Ultra Trail de Andorra, que tiene la friolera de 115 km y +9.500 m de desnivel. Las cifras me ponen los pelos de punta. Este hombre ha superado la barrera de lo humano y para mí hace tiempo que está más allá de lo "normal". Mucho más allá. Es extraordinario. La completó en algo menos de 26 horas, tras un recorrido con nieve y agua por todos lados.
Cuando le pregunté que qué tal, su comentario, escueto como siempre, fue de "es bastante dura". ¿Para qué añadir más?. Yo sólo sé que dura lo tuvo que ser y mucho, porque se quejaba de una "pequeña tendinitis" en la rodilla izquierda. Quisiera saber qué entiende por "pequeña", porque nunca le he visto quejarse.
Aún así, le recordé que quizá no era buena idea que me acompañara, pero insistió.
Yo, contento como unas castañuelas, quedé con él a las 8:00 en Paterna y nos fuimos a Náquera a rodar.

A la altura del kilómetro 8, Paco se retira. Hace rato que lleva un ritmo lento y va cauteloso y vigilante con su rodilla. Ante la persistencia del dolor, decide abandonar, invitándome a seguir y reunirnos en Náquera. Me sabe fatal dejarlo volver solo y esto me espolea para rodar a un ritmo alegre. Estoy pletórico de satisfacción y confianza en mí mismo (jejeje).
Dos horas y pico más tarde nos juntamos para volver a casa. Me hace gracia, porque me lo encuentro tumbado en un banco, echándose la siesta, como si nada. Yo esperaba encontrármelo nervioso, aguardando intranquilo mi regreso, pero no. Encima me agradece el descanso y la cabezadita. Caray, cuántas cosas se pueden aprender de él.

Me han salido un total de 38,4 km, con un desnivel de +1.160 m y una IBP de 89. Una bonita ruta que he completado en 3 horas y 37 minutos.
Estoy contento del resultado, porque me ha parecido un paseo.
Otro día más. ¿Te apuntas a la próxima? (jejeje).


Listening to "All I want is you", by U2 and laughing proudly of myself.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada