sábado, 19 de diciembre de 2009

Caminando entre Tristany y Gátova. GR-10 Xtrem.

Este sábado he estado colaborando con los amigos del club CxM en el refuerzo y repaso de la señalización del sendero de gran recorrido GR-10.
Sobre este sendero quieren preparar una prueba "destroy", siguiendo el itinerario del GR-10 que discurre por la provincia de Valencia. Es decir, que la prueba uniría Puçol y La Pobleta, en Andilla, con una longitud total de 93 km y +3.800 m y -3.000 m de desnivel acumulado. Todo ello en menos de 22 horas. ¡¡Toma ya!!
El nombre de la prueba parece adecuado: GR-10 Xtrem.
Empiezo a estar acostumbrado a algunas de las propuestas "deportivas" que se sugieren en montaña, como ciertos ultra-trails o maratones extremos, y esta creo que se puede incluir dentro de ese grupo que rayan el límite de lo humanamente razonable.

Mi relación con esta prueba nació un día, hace cosa de 2 semanas, en el que vino Paco "Zen" por la oficina y con su característica calma y tranquilidad en todas las cosas que hace, me habló de una prueba que estaba organizando. La GR-10 Xtrem.
Cuando terminó de describirme el itinerario y condiciones, mi reacción inmediata fue de estupor y asombro. ¿Cómo? ¿93 km en 22 horas? ¿A través de la Calderona? Es una broma, ¿no?.
Me estuve riendo un rato hasta que me dí cuenta que hablaba en serio. Entonces cambié de cara, lo miré con curiosidad y con toda franqueza del mundo le pregunté si necesitaban ayuda.
Se sonrió, con ese brillo que se le pone en los ojos cuando le has entendido sin tener que hacerle perder el tiempo en dar innecesarias explicaciones. Le encanta la gente que le entiende con pocas palabras. Entonces me comentó que le vendría bien apoyo para elaborar los planos de la prueba y en la señalización y marcaje sobre el terreno.
Automáticamente me ofrecí a colaborar en todo lo que pudiera necesitar y estuviera en mi mano. Por los planos no había ningún problema, aunque tendríamos que montarlos en varias secciones o tramos y sobre un A-2 para que se vieran los 93 km con algo de detalle, y en cuanto a señalizar, podría prestar parte de mi tiempo. ¿Acaso podía haber mayor placer que acompañar a Paco por la sierra marcando el recorrido? Un lujazo.

Este sábado 19 de diciembre me he reunido con la gente del club CxM a las 8:00 en el Palau de Congresos de Valencia y nos hemos distribuido en dos grupos de 3 personas. Paco, Kike y Mario nos hemos subido a Gátova para dejar el coche en la fuente. Kike nos subiría por el camino principal hasta Tristany, donde nos dejaría con los botes de pintura y el material necesario para repasar las marcas y se volvería a Valencia. Nosotros continuaríamos caminando siguiendo el recorrido de la carrera hasta Gátova, pintando aquí y allá.
El otro grupo (Kris, Vicent y Miquel) se han ido a Serra para subir a Tristany por la Prunera y completar itinerario.
A eso de las 9:00 hemos llegado a Gátova. La temperatura algo más fría de lo deseable (+2 ºC). En Tristany no teníamos termómetro, pero seguramente estábamos a un par de grados bajo cero, con un vientecillo que arreciaba a ratos y resultaba muy molesto. En estas condiciones, nos hemos puesto a trabajar: guantes en las manos, cubiertos hasta las cejas de ropa y rapidito, que nos helamos. Nieve en las umbrías y bajo los pinos, hielo en charcos y barro. Una estampa para el recuerdo. El moquillo colgando de una nariz helada y los ojillos llorosos por efecto del viento helado.

El resto de la mañana tranquilito. Yo cargaba con el color blanco y Paco con el rojo y el verde para el sendero local. El recorrido nos ha llevado toda la mañana, ya que teníamos que parar cada 25 metros, pero ha estado muy bien. La compañía ha sido muy agradable y el día, aunque frío, no dejaba de estar soleado. ¿Qué más se podría pedir?.
Hemos llegado al pueblo a eso de las 15:00, con las manos ateridas y cansados de tanto bote de pintura, pero ha resultado una experiencia muy gratificante. Otro día les acompañaré a hacer un trozo más. Hacía años que no marcaba un sendero (jejeje).
Caminando nos han salido unos 9,5 km y +530 m de desnivel.

Paco me ha animado a realizar la prueba y me ha picado la curiosidad. Yo me atrevo a llegar a Gátova desde Puçol (43 km y la mayoría del desnivel), pero no sé si podría con una distancia de 93 km a pie. Será cosa de pensarlo y el año que viene ... tal vez (jejeje).

Os paso recorrido y fotos, por si tenéis curiosidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada