sábado, 19 de septiembre de 2009

Rodando entre Valencia y El Puig. Toda una clásica.

Este fin de semana hemos quedado para repetir una ruta ya clásica y sencillita. Me trae algunos recuerdos, pero cada vez me afectan menos. Al menos eso me creo o quiero creerme.
Hemos quedado Julio, Antonio, su cuñado, y servidor. Y hemos salido demasiado tarde (11:00).

Saliendo de la ciudad de Valencia, se busca por el cauce antiguo del Turia la Avenida de Aragón para enlazar con la vía Augusta, que coincide con la vía de ferrocarril "vía churra", habitilitada ahora como vía verde.
El firme es de buena calidad en todo el recorrido, alternando el hormigón y el asfalto. Con una suave brisa de poniente, que nos entraba de costado, y que no supuso ninguna dificultad, llegamos pronto a El Puig, donde subimos la montañeta de La Patà. Hace unos años me parecía toda una odisea subirla. Ahora me parece un paseo. Más que paseo, un aliciente, ya que es la única subida de todo el recorrido. Qué cosas.
Almuerzo en la playita, al solecito y vuelta por la playa, por el camino de servicio entre la autovía y el espigón que baja hacia Port Saplaya. Como ha estado lloviendo los días de antes, la ruta por aquí ha sido un auténtico lodazal.
Cuando hemos llegado al paseo de Malvarrosa, Antonio no podía ya con su alma y no hacía más que estirar los cruadriceps. Así que hemos optado por volver por la vía del tranvía, que era el camino más corto. No sé si querrá volver con nosotros. Y eso que la ruta no era complicada.
Al final me han salido en el cuentakilómetros de la bicicleta 59,5 Km, pero en llano. Está bien para mantener el tono y buscar cosas más "fuertes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada