jueves, 11 de noviembre de 2010

III Trofeo de Orientación Ciudad de Elda

El domingo 7 de noviembre tocaba orientación. Esta vez la 10ª prueba de la liga autonómica, el III Trofeo Ciudad de Elda, organizado por el Centro Excursionista Eldense.
Me apetecía mucho volver a enfrentarme conmigo mismo en una prueba en Alicante, sobre todo después del éxito de Alcalá de Henares, con la esperanza de mejorar un poco mis resultados en una provincia a la que todavía no le he encontrado el "punto". Será cosa de pendientes y piedras, que no nos terminamos de llevar bien (jajaja).
El paraje elegido ha sido el "Xorret de Catí". Una bonita montaña, de fuertes pendientes, cubierta con un bosque de pino y mucho matorral mediterráneo, salpicado de cultivos y barrancos. Nada más verla me he imaginado lo peor, aunque luego he respirado tranquilo cuando he visto que no había tantas piedras como en otras pruebas (¿por qué me vendrá Alcoi a la cabeza? jajaja).
Día magnífico, pocas nubes e incluso algo de calor. Perfecto para correr.
Nos toca dejar el coche en un parking que está a más de 1,5 Km de la salida. Llegamos un poco justos de tiempo y me toca subir al trote por el asfalto. Me sirve para calentar.
Mientras espero mi turno de salida (hay algo de retraso), me noto algo distraído y no termino de concentrarme. Tampoco son nervios. Es una sensación extraña.
Me asusto al ver la descripción de controles. Serán 26 controles en H35, con 5,5 Km y +405 m de desnivel. Definitivamente, esto puede ser peor que Alcoi (jajaja).
Los primeros controles son facilitos. Las referencias bastante claras, aunque no es fácil moverse por este monte. Importante elegir bien la ruta, pues un fallo acumula mucho desnivel.
Llegando al control 8 (36), me encuentro a Aquaman (Óscar), con el que estuve en el entrenamiento del viernes. Me pongo a rueda. Parece que lleva la misma dirección. Compruebo con satisfacción que le aguanto bien el ritmo, incluso ladera arriba. Voy cómodo. Hacemos el control 9 (33) prácticamente juntos. Sale en dirección suroeste hacia su siguiente baliza y decido (todavía no sé por qué), seguirle (jajaja).
Acabo medio perdido en mitad de una ladera, confundido con lo que veo y lo que leo en plano. Pronto me doy cuenta del craso error: me he ido más de 500 metros al este. Me toca atacar el control 10 (51) desde el camino. Pierdo más de 7 minutos. Eso es mucho tiempo. Es la segunda vez que sigo a alguien "sin saber por qué". La anterior fue en Cofrentes siguiendo a Sergio. Menudo fallo de concentración (jajaja).
El resto de la carrera es una caída en picado de mi fondo físico y en el control 21 ya voy más quemado que la pipa de un indio. Me ha faltado físico en los últimos centenares de metros y acabo bastante fatigado. Hay tramos cuesta arriba que no he podido ni correr. Y eso que parecía que estaba bien ... puf.
Quizá he abusado un poco estos últimos 2 días, con lo del Palancia y La Vallesa.
Al final me han salido 8,25 Km, con +460 m, para los que he necesitado 1 hora, 35 minutos y 43 segundos, quedando el 9º de 16, y a más de 13 minutos del primero. Un desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada