martes, 14 de julio de 2009

¿Fomentar el transporte sostenible por medio de los prostíbulos?

Voy a insertar el enlace a una noticia que me ha hecho gracia. La noticia completa:
http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/burdel-berlin-ofrece-descuentos-ciclistas/csrcsrpor/20090714csrcsrsoc_3/Tes

En resumen, dice que en Alemania la prostitución es legal y parece que la tarifa media es de unos 70 € por 45 minutos (no dicen qué incluye por servicio). Un club de Berlín ha decidido hacer descuento de 5 € sobre esa tarifa para clientes que los visiten demostrando que se han desplazado en transporte público o en bicicleta.

Eso está bien: fomentar la movilidad sostenible compatibilizándola con la relajación física y espiritual. El problema es que no sabemos si las tarifas son también para mujeres o si cobran más las chicas por ir también en ese tipo de transporte al trabajo.

El cliente no sé si estará satisfecho.
Si va en bicicleta, con el esfuerzo físico, traerá mejor humor, eso sí. Eso implica mejor "ánimo".
Claro que, si viene de lejos, quizá le dé tiempo a cansarse durante el trayecto y puede que acabe por no consumir. Si además tiene un "sillín violador" y padece de próstata, igual tampoco puede.
Al cabo de un tiempo, su mujer podría empezar a recelar si descubre que últimamente coge demasiado la bici con una más que sospechos alegría, cuando antes ni la tocaba.
¿Qué hará con la pasta que se ahorra al mes? ¿Le comprará algo bonito a su pareja? ¿La llevará a cenar a algún sitio caro? Con 12 sesiones, ya tiene 60 € ahorrados. Y así ... tacita a tacita ...

En cuanto a que la prostitución sea legal ... ejem ... me parece que en España estamos a años luz de esa posibilidad. Quizá suene extraño, dada la pseudo-moralina hispánica, pero supondrían muchos puestos de trabajo legalizados (que existen y existirán), cobrar impuestos por una actividad económica, reducción de la economía "sumergida", reconocimiento legal de ciertas "labores domésticas", cotizar a la seguridad social, reducción del tráfico y trata de personas, mosqueo de las mafias correspondientes, etc. Se podrían facturar servicios a clientes por gastos de representación (que se lo digan a los visitadores médicos y otros semejantes).

El tema me plantea algunas dudas: ¿Se debería aplicar un 7% de IVA por consumo de bienes de primera necesidad, como los alimentos, o un 16% por artículos de lujo? ¿Podrían cotizar como autónomos? ¿Podrían sindicarse? ¿Qué regulación laboral tendría? ¿Podrían negociar convenio colectivo? ¿Tendrían jornada intensiva? ¿Trabajarían por horas o por un tope de servicios al día? ¿Derecho a productividad? ¿Podrían constituir una cooperativa de trabajo asociado? ¿La cama se convertiría en bien de equipo o en un bien de consumo? ¿Sería posible que un funcionario interesado pidiera la compatibilidad para poder ejercer?

Creo que legalizar la prostitución parece una buena idea, desde luego, pero no creo que este país esté preparado ni para eso, ni para tantas otras cosas. ¿Qué diría el españolito medio? ¿Y la conferencia episcopal? Si no les gusta lo de las células madre ... imaginad cómo se pondrían:
- "¡¡Concupiscencia!!, ¡¡Lascivia!!, ¡¡Vais a arder todos en el infierno!!".- gritarían sin cesar.
- "Señor obispo, la Puri ya está libre".- le preguntaría el empresario.
- "¡¡Yo os maldigo!!, pero Braulio, prepárame la facturita, que la pondremos como gastos de representación".

¿Os imagináis a esa fauna hispánica de crápulas, chorizos y especuladores habituales invitando al político, sindicalista o alcalducho sin escrúpulos de turno a "unos polvitos"?. ¿A cambio de qué? ¡¡Como si fueran trajes!!.
- "Apúntalos en mi cuenta, Braulio. Como de costumbre. ¿Qué? ¿Contento, D. Fulanito? Claro que podrá repetir. Barra libre, D. Fulanito. ¿Con dos? Está hecho un toro, D. Fulanito. ¡¡Picarón!!. Y ahora ... ¿hablamos de aquellos terrenitos?"

Presta a cachondeo, la verdad. (jajaja).

Me temo que Europa está mucho más allá de los Pirineos y cosas así no las veremos por aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada