martes, 30 de junio de 2009

Viaje a Alemania. Junio 2009.

Ya parece que ha pasado una eternidad de aquel bonito viaje a Alemania. Otro del estilo "pensat i fet", aunque algo más meditado.
Yo quería irme de vacaciones, ante la expectativa de un denso verano, e insistí en hacerlo en el mes de junio. Es un mes a mi entender perfecto, porque no hace calor y los días son largos, especialmente en la parte más septentrional de Europa.
Se propusieron varios destinos posibles (Suecia, Irlanda, Escocia, etc.) y al final se decidió ir a Alemania. Sin plan prefijado, salvo cuatro cosas. Improvisando y de camping.
La morena no parecía muy convencida al principio, pero al final accedió.
Aunque el tiempo no acompañó en exceso, el resultado fue más que satisfactorio. Muchos sitios interesantes y un país lleno de historia y cosas que ver.
El tiempo se portó regular con nosotros. Algo de fresco y mucha lluvia. Fina y persistente, pero prácticamente todos los días. En casi todas las fotos de aquellos días tengo "morritos" por culpa de la lluvia. Estaba algo irritado de ver tanta agua y me molestaba un poco. Me producía mucha incomodidad. Cosa rara. Se ve que no estaba yo muy fino aquellos días.
Afortunadamente, el último día, ya de vuelta a España, con parada en Chamonix, el tiempo nos respetó y permitió completar uno de los objetivos que me había prefijado en el viaje: subir al teleférico del Mont Blanc. Esta excursión era una semi-sorpresa para la morena, que sabía que le gustaría. Fue en este segundo intento cuando nos encontramos con el que habrá sido posiblemente el mejor día en Los Alpes de todo el verano. A mí me pareció perfecto.
Creo que fue lo mejor de todo el viaje, junto con los muchos castillos que visitamos.

18-junio-2009. España - Francia - Chamonix
Todo el día en la carretera, entre autopistas, camiones y coches. Unos 1.200 km al volante, haciendo turnos. Alojamiento en el camping "Mer de Glace", en Chamonix. Los Alpes son impresionantes.

19-junio-2009. Chamonix - Suiza - Alemania - Titisee
Por la mañana, viendo que el día estaría completamente nublado a mayor altitud, subida al "Mer de Glace" con el tren cremallera y visita del glaciar. Muy bonito. Cogemos coche atravesando Suiza dirección a Alemania. Hay que pagar ticket por usar las autopistas al entrar en Suiza. Nos dirigimos a Titisee-Neustadt, ciudad de vacaciones ubicada en el corazón de la Selva Negra, a orillas del lago Titisee. Estamos en el suroeste de Alemania, en el estado de Baden-Württember. Alojamiento en camping Bankenhof.

20-junio-2009. Titisee - Friburgo - Baden-Baden - Titisee
Día tranqulo visitando la ciudad alemana de Freiburg o Friburgo. Coincidimos con el mercado local, alrededor de la catedral. Visita a la ciudad balneario de Baden-Baden. Por la tarde ruta de coche por la Selva Negra de vuelta hacia el camping. Visita al lago Glaswaldsee. Un lugar para perderse un rato.

21-junio-2009. Titisee - Castillo Hohenzollern - Tübingen - Titisee
Visita al Burg Hohenzollern, palacio cargado de historia y muy vinculado a la casa real prusiana. Por la tarde, visita a Tübingen, aunque la fortaleza está cerrada, que ya es tarde. A la puerta del castillo, nuestra frustración por el cierre choca con un guía turístico local, que se nos dirige en castellano, deduciendo nuestra clara procedencia, para decirnos lo que ya vemos: que está cerrada. ¡Qué gracioso el chico!. Encima recochineo.

22-junio-2009. Titisee - Füssen - Brunnen
Todo el día lloviendo. Salida del camping para ver la ciudad de Titisee, a orilla del lago. Por la tarde dirección a Füssen para ir al camping de Brunnen.

23-junio-2009. Brunnen - München - Brunnen
Llueve a mares. Visita a la ciudad de Múnich o München. Visita a la Residenz, con el Palacio, el Tesoro y el Teatro Cuvilliés. Esta ciudad es muy interesante. Comida en la mítica Hofbräuhaus, de la que ya hice una crónica aparte. Vuelta al camping.

24-junio-2009. Brunnen - Castillo Hohenschwangau - Castillo Neuschwanstein - Brunnen
Sigue lloviendo, pero algo menos. Se aprovecha la jornada para visitar los míticos castillos próximos a Füssen. Visita imprescindible. Es uno de los sitios que más me gustaron de todo el viaje, junto al Mont Blanc. Visita al Marienbrücke, puente de hierro sobre el desfiladero del río Pöllat. Los alrededores de estos castillos son de fábula. Lástima que el día no acompañaba demasiado y no hemos podido pasear un poco más. Visita a Füssen por la tarde.

25-junio-2009. Brunnen - Castillo Linderhof - Mittenwald - Brunnen
Sigue lloviendo a ratos. Visita al Scholoss Linderhof, que es un castillo versallesco con unos preciosos jardines en los que se puede hacer un bonito paseo. Sitio francamente agradable. Visita a la ciudad de Mittenwald, muy alpina y típicamente bávara, donde asistimos a un pequeño y peculiar concierto a cargo de la banda local.

26-junio-2009. Brunnen - Obertsdorf - Breitachklamm - Brunnen
Llueve y sigue lloviendo. Parece no parar nunca. Visita a la impresionante garganta de Breitachklamm, en Obertsdorf im Allgäu, que es un camino acondicionado para visitar un profundo cañón formado por el río que durante siglos se ha abierto paso a través de la montaña. Impresionante. El lugar no tiene desperdicio. Cena de despedida de la zona.

27-junio-2009. Brunnen - Chamonix
Sigue lloviendo a mares. No encontramos el momento de desmontar la tienda sin que se mojen las cosas. Empiezo a cansarme de tanta agua. Cruzamos por Austria a Suiza y de ahí a Francia. Pasaremos la noche en Chamonix, para ver si mañana hay suerte y puede visitarse el teleférico del Mont Blanc, que a la ida no se pudo. Repetimos camping.

28-junio-2009. Chamonix - España
Decidimos madrugar. Hemos tenido mucha suerte. El día amanece completamente despejado y hoy podremos subir con garantías con el teleférico de Mont Blanc. La visita es difícil describirla, ya que fueron más de cinco horas de sensaciones indescriptibles. Todavía hoy me emociono al pensar en aquella mañana. Ni una nube en el cielo. El glaciar y el pico de Mont Blanc nevados, majestuosos sobre nuestras cabezas. Tan sólo unos jirones de nubes al asomarnos al valle italiano de Aosta. Pisamos nieve e hicimos un rato el tonto sobre el glaciar. L'Aguille du Midi es la máxima altitud a la que he subido en montaña de momento, con sus 3.842 m. Me dió un buen mal de altura, con borrachera asociada.
Por la tarde, después de comer, vuelta a España. Llegada a las tantas de la madrugada del día 29, reventados de tanto coche y tantos kilómetros.

Han salido unos 5.000 km de coche en 10 días. Hay que reconocer que mi coche, con sus más de 10 añitos y sus más de 240.000 km, se ha portado como un campeón.

NOTA: Esta crónica se escribe en noviembre de 2009, varios meses después del viaje. No la he hecho antes porque no tenía ganas. Como suena. Después de un angustioso final de verano, se me fueron del todo las pocas que todavía podía conservar y no la iba a escribir por no mirar atrás. A pesar de todo, prefiero hacer un resumen que desmerecerá lo vivido aquellos días. Seguro.
Incluso contando con la prespectiva que ofrece el paso del tiempo, reconozco que ya no soy objetivo para contar lo ocurrido y que estoy incómodo recordando aquellas fechas y viendo las fotos, así que he hecho un resumen muy concentrado, sin demasiadas valoraciones personales ni anécdotas, que también las hubo.
Nada que ver con la crónica del viaje a Jordania, aunque disfrutase mucho en ambos viajes. Han sido muy diferentes.

Pedazo imbécil estoy hecho ... todavía se me pone un nudo en la garganta sólo de ver aquellas fotos ... per què no les esborraré totes? ... on dimonis hauré deixat els kleenex?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada