martes, 22 de febrero de 2011

Campeonato Autonómico de Media Distancia

Este domingo, 20 de febrero, se ha celebrado en término de Alacant, en el "Monte Orgegia", el Campeonato Autonómico de Media Distancia y 2ª prueba puntuable de la LACV Liga Autonómica de Orientación, organizado por el CO Sant Joan.

Es una zona de lomas pedregosas, arañadas por un subsolado de repoblación de hará más de 30 años, que levantó más piedras que otra cosa, y en la que hay que sortear con destreza no sólo un mar caótico de piedras, sino unas losas que se alzan sobre los surcos, semi-ocultos por la pobre vegetación. Una trampa mortal para los tobillos (grrr).

La carrera no ha salido bien. Ya me lo imaginaba. Vengo de una fuerte caída durante el entrenamiento del jueves pasado, con una herida abierta y supurante en la rodilla izquierda, que me tira la piel y duele. Esto me ha obligado a aplicarme antes de la carrera un fuerte vendaje, muy acolchado, para evitar posibles golpes, que me ha condicionado en las bajadas y en zonas de vegetación densa.
Si a la mezcla le añadimos las chungui-zapatillas, que cada día están más lisas y rotas, tenemos el resultado final: una carrera lenta fuera de pistas, temeroso de algún golpe o caída y descensos lentos en zonas de roca. Triste y lamentable.

En H35 teníamos 4,6 Km, +245 m y 17 controles.
A mí me han salido 6,87 Km, +267 m en 1 hora, 7 minutos y 56 segundos, terminando el 20º de 25 participantes inscritos en mi categoría. A más de 20 minutos del primero. Un desastre total.
He intentado evitar a toda costa los desniveles, buscando rutas alternativas, a veces demasiado largas, pero he notado que iba demasiado acelerado de pulsaciones la mayor parte del recorrido. Muy mal de físico.

Salvo unos pocos errores, la técnica ha salido bastante bien, con aproximaciones más que satisfactorias (mirad mapa adjunto).
Fallos gordos de ataque en controles 3 y 11. Tendría que haber leído mejor los detalles del entorno para ir más directo (grrr). En ambas no hay excusa posible, que la visión del conjunto desde arriba era completa, al entrar desde un punto elevado (más grrrr ... jajaja)
Error de concentración en el 14, mientras huía entre surcos y piedras, aunque me doy cuenta y corrijo a tiempo (jejeje).
Pánico y terror corriendo entre el 14 y el 15 por un corto tramo de rambla. Permanente pregunta en carrera: ¿qué habrá debajo de cada hierba que piso? ¿un hoyo? ¿una piedra? ¿un surco? ¿un tocón? ... ayyssss ... así no hay forma de correr (suspiro)
En total, unos 10 minutos perdidos tontamente en fallos evitables (¿hay alguno que no lo sea?). Hay que seguir mejorando.

Una carrera para olvidar, en definitiva. A ver si la próxima, con la rodilla menos dolorida y con un calzado adecuado, tengo menos inseguridad y me lanzo un poco más "a lo loco" por las laderas pedregosas, aunque nunca llegaré al "fell running" anglosajón (jejeje).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada