lunes, 24 de agosto de 2009

Sobre la foto de la portada

Supongo que más de un visitante se habrá dado cuenta de la nueva foto de portada y probablemente se habrá preguntado ... ¿de dónde la habrá sacado?.

Pues bien, la foto es mía y fue tomada el pasado 20 de junio de 2009, alrededor de las 20:00 en el lago Glaswaldsee, situado en el término de Bad Rippoldsau-Schapbach, en la región conocida como Selva Negra o Schwarzwald, dentro del Bundesland de Baden-Württemberg, en la zona suroccidental de Alemania.

Es un sitio muy bonito y el lago parecía un espejo mientras desaparecía lentamente la luz del día tras las colinas próximas. En el paraje, que sólo se puede acceder a pie, encontramos a un joven sueco que trabajaba en un hotel cercano y que nos explicó alguna cosa en inglés sobre el sitio y alrededores. Uno de los pocos interlocutores anglo-parlantes que encontramos en la región. Quizá porque no era alemán. El chico nos explicó que subía muy a menudo a bañarse en las frías y oscuras aguas del lago. A mí me sobrecogió un poco.

En el silencio penumbroso de la tarde, sólo roto por el chapuceo parsimonioso y rítmico del nórdico, se levantó una ligera neblina sobre el agua y parecía como si hubiéramos sido transportados a otro universo. En cualquier rincón podíamos esperar encontrar un hada o un duende del bosque: entre las piedras grabadas por familiares de soldados alemanes fallecidos en las pasadas guerras mundiales, como tristes runas mohosas, entre los troncos podridos y la hojarasca húmeda o quizá entre los abetos y abedules que hundían sus raíces mojándolas en las orillas del lago. Era un lugar mágico, inquietante, rumoroso y umbrío, cargado de energías ocultas. Un lugar para volver.

Esta es la foto original, con la calidad y la resolución reducida por el Picasa. Seguro que Anna se acuerda perfectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada