domingo, 23 de octubre de 2011

XXI Media Maratón Ciudad de Valencia 2011

Como ya sabéis, le tengo algo de reparo a las carreritas asfálticas, con su masiva presencia de participantes y su firme bituminoso. Digamos que me agobio en exceso y me dan algo de grima tanta gente y tanto sudor junto (jejeje).
Así que, cuando hace unos meses me propusieron participar en la media maratón de Valencia, me entró la risa. ¿Yo? ¿Asfalto? (jajaja)


La historia se quedaría aquí, si no fuera porque hace un par de semanas me ví con una oferta tentadora: un dorsal cuya propietaria no podría utilizar, por motivos de salud, y que su pareja (un amigo de toda la vida) me lo ofrecía por si quería acompañarle. De primeras, me volvió a entrar la risa, pero a 5 días de la carrera me picó la curiosidad. ¿Y si ... ?.

Así que, aplicándome mi típico "pensat i fet", me decidí a participar. Mi primera media maratón de asfalto, sin haber entrenado específicamente, salvo mis cutre-entrenamientos habituales y con un objetivo claro: bajar de 2 horas. Para mí, toda una odisea, viniendo de donde vengo (jejeje).
Y, por un rato, hoy me he transformado en Cristina y he corrido con el dorsal de esta chica. Además, he sacado mejor tiempo que mi amigo, cosa que jamás lo hubiera imaginado.
Estoy hecho una máquina (jejeje)

Mi tiempo (el de Cristina) : 1 hora, 57 minutos y 58 segundos (a 5:35 min/km).

Día fantástico para correr, nublado y fresco, con una temperatura por debajo de 20ºC. La salida y meta en la zona del puerto. Circuito muy majo, aunque todo asfalto, por las principales avenidas de la ciudad y por el centro de Valencia. Aquí tenéis el track.
Reconozco que me ha llegado a gustar el ambiente, con muchos espectadores animando y algunos momentos de gran intensidad emotiva, en los que se me ha llegado a poner la piel de gallina:
- Momento "eco", con los vecinos de la calle Reina y los corredores aplaudiendo al unísono, como una piña. Sin motivo aparente. Sólo dar ánimos. Casi me salta una lágrima (km 8,5).
- Un policía invitando a un motorista flipado a que cruzase la calle, entre el río de corredores y diciéndole desde el otro lado de la calle "cruza si tienes huevos, valiente", mientras la gente increpaba al motorista. Me ha sabido a gloria. Payaso (jejeje).
- Corredores con calambres o desvanecimientos, atendidos por otros corredores incluso a pocos metros de la meta.
- En el Km 18 me he empezado a agobiar y a pensar que no llegaba dentro de las 2 horas previstas. ¿Me paro, no me paro?. Dilema. Me dolía un gemelo y estaba empezando a sentir angustia. Pero he aguantado e incluso he aumentado el ritmo. Mucha moral.
- El sprint final, adelantando a los compañeros que quedaban cerca, con un ritmo y unas ganas que parecía que acababa de salir (jejeje).
- Mucha gente conocida en carrera y en meta: Loli, que se ha venido con nosotros, Julio, Cris, satisfecha del resultado que le había conseguido (72º de veterana y 302º de chicas, jajaja), varios compañeros de orientación, la gente con la que salgo a entrenar entre semana y los compañeros de Marchadores de Chelva, haciendo propaganda de la IV Carrera por Montaña "Subida al Pico de Chelva", que se celebrará el próximo 30 de octubre y sobre la que me han querido tirar de las orejas (jejeje ... eso quisierais ...).
- ... y así muchos momentos más.

¿Para repetir?. No creo, pero reconozco que ha tenido su gracia. Guardaré buen recuerdo de esta prueba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada