jueves, 12 de julio de 2012

Historias sin final feliz. Cortes de Pallás 2012.

Incendio de Cortes de Pallás 2012
Iniciado: 28 de junio de 2012 a las 16:00, presuntamente por negligencia (soldadura para instalar unas placas solares)
Superficie afectada: más de 33.000 hectáreas, de las que más del 85% son forestales.
Términos municipales afectados: Cortes de Pallás (origen del incendio), Alborache, Catadau, Dos Aguas, Llombai, Macastre, Montroy, Real (antiguo Real de Montroy), Tous, Turís y Yátova.

NOTA: os recomiendo visualizar la zona en un mapa, para lo que podéis utilizar el visor del SIGPAC. Así os resultará más fácil entender la crónica.


29 de junio de 2012 - 21:00 - PMA Yátova.
Tras saludos, diversas conversaciones, un rato largo de concilio y dosis de paciencia, se acuerda que me dirija junto a un AM a ver la zona de Quinete, la cola del embalse de Forata y el camino de subida a Sierra Martés. Parece que se adquiere, al fin, conciencia de la importancia de este sector por su potencial efecto sobre las masas arboladas de Yátova, Requena y, ¿por qué no?, incluso de Buñol, sobre todo si se volviera el viento a Levante.
Llevo horas adelantándome en las predicciones y esta vez no será excepción. Ayer ya dije que si cruzaba la CV-428, pasaría Forata y de ahí al Motrotón (612 m), a las puertas de Yátova.
Soy un pelmazo, de tanto insistir, lo reconozco, pero puede que por eso me invitaran a que me fuera a echar un vistazo.

De camino, compruebo con desagrado que Llanorel ya es historia y que el fuego ha avanzado en esta zona lentamente durante todo el día hacia el norte. Ahora, de noche, parece empezar a coger fuerza con algo de viento del sur y suroeste. Ayer los dejé a mediodía esperando en esta urbanización de Macastre a ver si bajaba o no.
El fracaso del contrafuego de la carretera de Yátova a Dos Aguas (CV-425), junto a la casa de la Hoya Hualí, gracias a mis amigos, adelantó los acontecimientos. No tenía que haber saltado la carretera, que era un estupendo punto de apoyo, pero si no se hacen las cosas como deben y cuando deben... el fuego se ríe de nosotros.
Ahora, de noche, está la UME en la carretera, vigilante, cuidando los chaletitos desperdigados por el monte, esperando a ver si baja el fuego y cruza la carretera. ¿Acaso tenéis dudas? ¿No ha de cruzar si le esperáis con mangueras en el asfalto?. ¡Pues claro que lo hará! (grrr).

Por la carretera no hago más que pensar en voz alta. Mi compañero me dice que parezco ido. Sigo sin entender muchas cosas, como que el fuego empezara cruzado la carretera de Forata a la Muela del Oro (CV-428), y luego la otra y la otra, pero es lo que hay.
Cuando nos acercamos a la entrada del camino de Sierra Martés, tenemos el frente a pocos metros. Va a su aire. Realmente, es la cola del principal, pero al tener la pendiente a su favor, casi es un frente independiente.
El barranco de la Fulfa y la Fuente Chufa ya se han quemado. La Fulfa era una jungla de pinos, un auténtico campo de trigo, con miles de pies por hectárea. No ha quedado nada. El fuego está ya en la ladera de enfrente (vertiente oeste del barranco), camino de Sierra Martés.
Intentamos entrar en el camino de Sierra Martés, pero le indico al compañero que lo deje estar. Entre las sombras se distinguen demasiados rodales sin quemar y el camino es estrecho, malo para dar la vuelta. Demasiado peligroso y ya sabemos por dónde anda este frente, que es lo que queríamos. No hay nadie por aquí.
Bajamos hacia la cola del embalse de Forata. El fuego va de superficie, bajo los pinos, sin demasiada fuerza. Hay manchas de pinos ardiendo, entre bancales, muchos de ellos sin labrar. Se podría actuar, aunque sea la cola del incendio, pero a ver cómo se lo explico a esta gente. Y de noche ... puf.
El camino no está en buen estado para ir hacia el oeste, buscando la sierra, así que decidimos salir de allí, volviendo al este, hacia la masía Quinete.

30 de junio de 2012 - 02:00 - Masía Quinete (Yátova).
Llamo a CBV 810, como habíamos quedado, y nos vemos en los alrededores de la masía. Esto no tiene buen aspecto. Comentamos cómo están las cosas y qué se podría hacer.
En esta zona hay otro frente derivado del flanco izquierdo del principal, que va hacia el norte, aguas abajo de Forata, adentrándose en término de Yátova.
Se decide intentar atacar este frente antes que cruce el río Magro. Ya le he comentado que, saltada la carretera, no veo muchas posibilidades de éxito. Se mira la posibilidad del camino de canal y del acceso a la presa. No encontramos puntos de anclaje claros, porque tampoco hay frente claro. De noche, todos los gatos son pardos.
Finalmente, intentamos anclar en los cultivos de la masía Quinete, en su extremo noreste, para subir por una pista, sentido norte-sur, a ver si evitamos que entre a la colonia del embalse (Cinto de los Albates) y se suba río arriba.

Nos juntamos con AV y BV Yátova, que nos dan apoyo con la autobomba, y empezamos el contrafuego hacia el norte, siguiendo el camino, antorcha y mechero en mano, con el flanco izquierdo de un frente secundario a menos de 100 metros. Está bajando al río Magro.
Conseguimos hacer unos 400 metros, bastante bien, hasta una bifurcación. Aquí se decide seguir monte a través, preparando un tendido y en ataque directo. ¿No hay más gente?.
Se hace un buen trabajo, duro, de noche y en una zona con mucho combustible (pinta de modelo 4), alternada con zonas de pinar adulto, pero en la que parece que es seguro trabajar. Se nota dónde están los profesionales.
El fuego cruza el río Magro.
A eso de las 04:00 vemos con desesperación, cómo el fuego cobra intensidad y empieza a ganar velocidad hacia el norte. Indudablemente, ha saltado el frente el río Magro por la Hoya Calabuig un poco antes y tiene la pendiente a favor. El flanco donde estamos parece que conseguiremos consolidarlo, pero el frente principal que vemos ya no lo para nadie.
Nunca he visto un frente tan activo de noche. Parecía que fuera de día de la intensidad y velocidad que llevaba el fuego. Imposible hacer nada con agua, aparte de flanquearlo.

A eso de 04:45 de la mañana, nos retiramos del perímetro el AM que me acompaña y yo. CBV 810 hace un rato que se fue a otro lado, a ver cómo va el resto del sector. No dan abasto con todo.
Dejamos a la gente de Yátova trabajando "de valent".
Volvemos al PMA para advertir que ese frente puede acabar en Yátova a lo largo de esa misma mañana o al día siguiente. Pero antes de irnos, nos pasamos un momento por la Fulfa y la cola de Forata, a ver cómo ha evolucionado el fuego en las últimas 3-4 horas. Sin novedad. Sigue a la suya, subiendo hacia Sierra Martés. Por aquí sigo sin ver a nadie.

Empiezo a notar cierto cansancio mental. Llevo 2 días enteros adelantando acontecimientos con 6 y 8 horas de antelación y acertando en todo. Siento impotencia.
Como ya he dicho, el fuego no tenía que haber saltado la carretera CV-425 de Dos Aguas a Cortes, en la Muela del Oro. Eso el primer día y con contrafuego. El punto siguiente era la Hoya Hualí, pero se empezó tarde y lento. De aquello, han pasado más de 24 horas. No hay mucho más que hacer que planificar la mañana, que está en ciernes. Suspiraré.
Ya en el PMA, transmito información y comentamos la planificación de la jornada, a partir del orto. El incendio en Andilla quedó ayer tarde estabilizado. Insisto con el Motrotón, Sierra Martés y Matamón, en Catadau. Se sugieren puntos de apoyo para contrafuegos diversos. Dicho está.
A las 10:15 me retiraba a casa para descansar, después de más de 15 horas de trabajo.
A lo largo de ese día 30 de junio se quemó el monte Matamón, saltando la cañada de cultivos que dejé indicada como posible apoyo. No sé qué pasó exactamente. Del resto de puntos, ya sabéis que también se alcanzaron. Otra vez acertando de pleno. Es desesperante.

El día 1 de julio, de madrugada, me incorporaba al incendio de Andilla, que campaba a sus anchas. Una enconada reproducción. Hicimos un gran trabajo para evitar que entrara en Gátova, con la idea que no afectara al Parque Natural de Serra Calderona. 33 horas peleando monte arriba y monte abajo. Parece que se consiguió, aunque la lluvia de una improvisada tormenta (providencial situación convectiva) a media mañana esta vez nos echó una mano (jejeje).
Pero esa ya es otra historia ...

11 de julio de 2012 - 12:00 - entorno embalse Forata (Yátova).
Vuelvo a la zona de los "hechos" el miércoles 11 de julio.
El incendio de Cortes se dió por extinguido hace unos días, pero no encontraba momento ni ánimos para volver por aquí.
El paisaje es desolador y el silencio es casi absoluto. Sólo se escucha a las chicharras y las moscas están más pesadas de lo normal.
Busco en Quinete el camino que utilizamos para apoyar el contrafuego y descubro con tristeza que todo está quemado. La parte oeste, hacia la presa, está completamente calcinada.
Supongo que volvió el fuego desde la presa al día siguiente o un día más tarde (de oeste a este) y todo el trabajo realizado aquella noche del 30 de junio no sirvió para nada. No veo ni perímetro.
O tal vez tuvieron una reproducción que se propagó muy rápidamente. No sé.
Me parece más razonable la primera opción. Tendré que preguntar.

Con bastante desánimo recorro la zona y encuentro el tendido de manguera de 25 mm que hicimos todavía tirado en el terreno, quemado. Sus restos calcinados dibujan una línea de cenizas blancas sobre el suelo negro, como una siniestra senda.
La sigo un rato y puedo comprobar que instalaron algo más de 600 metros de tendido y que ahora es una línea amarilla intermitente, quemada a tramos, sobre el fondo negro de las cenizas. Me entretengo con la cámara, aunque me desbordan los sentimientos. No tengo ni ganas de sacar fotos.

Espero que la brigada que hubiera por allí cuidando la instalación no se las viera muy mal, porque con el contrafuego dejamos las copas de los pinos sin quemar y pudieron haber sufrido un peligroso "fuego de retorno". Tiene toda la pinta.
Imagino que salieron "a escape", dejando abandonada la instalación sobre el terreno. No les envidio. Probablemente, otro milagro en este caos.

Una lástima de trabajo y de material.

La única alegría del día es la enorme cantidad de semillas de pino carrasco que ya colonizan el suelo quemado.
En muchas de las fotos que os adjunto se observan unas escamitas de color carne, sobre la ceniza, que son semillas de pino, cubriendo completamente el suelo en menos de 15 días. Más de 20.000 por hectárea en las zonas donde había arbolado adulto.

En cualquier caso, esta es otra historia sin final feliz.
Para que no olvidemos. Lest we forget.
Presa de Forata (Yátova, Valencia)

Restos de manguera de 25 mm y rácor Barcelona. Se observan restos de la manguera quemada (parte superior, color más blanco). Junto al rácor, un esperanzador montoncito de semillas de pino (Forata, Yátova, Valencia)

Restos de instalación de manguera de 25 mm quemados. En este punto se inició el ataque directo. El fuego se situaba a la derecha de la imagen (lado este del camino, en la bifucarcación) (Forata, Yátova, Valencia)

Restos de instalación de manguera de 25 mm quemados. Se observa camino de apoyo a la izquierda y rollo de manguera racorada, quemado en el suelo (Forata, Yátova, Valencia)

Restos de instalación de manguera de 25 mm. En la zona de la izquierda se actuó la noche del 30 de junio en ataque directo. La derecha se tuvo que quemar después, con mayor intensidad. La diferencia en grado de afectación sobre la vegetación es evidente, siendo inicialmente muy semejante. Se abandonó la instalación apresuradamente, de ahí que se quemara. Riesgo evidente de fuego de retorno. El camión autobomba estaría 600 metros más atrás, al principio del tendido. Se me ponen los pelos de punta de pensarlo (Forata, Yátova, Valencia)

Restos de instalación de manguera racorada de 25 mm quemados (Forata, Yátova, Valencia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada