lunes, 16 de enero de 2012

Ski aux Hautes Pyrenées y sus riesgos: fractura incompleta en C9

Piau Engaly
Unos días por los Pirineos franceses para esquiar un poco y quitarme ese monazo de nieve que tenía.

Aunque el esquí también tiene sus riesgos.
El día 14 de enero, al coger uno de los telecabina de la estación de Sant-Lary-Soulan (el de Portet), resbalé en una placa de hielo. Iba caminando y llevaba los esquíes en la mano. Según me comentaron, salí volando con los pies por encima de la cabeza, con tan mala suerte, que uno de mis esquíes se deslizó debajo de la espalda y caí con el costado izquierdo sobre una de las fijaciones.
Resultado: fractura incompleta de la costilla C9 y fuerte contusión costal. Genial.

Cuando caí al suelo, pude ver el firmamento entero, no sólo unas pocas estrellas. Unos franceses corrieron a socorrerme diciendo ante mis intentos por levantarme "ne bougez pas!". Entonces recordé dónde estaba, después de protestar varias veces en castellano, intenté responder en francés. No encontraba palabras (Je vais mourir de honte! ... jajaja).
El seguro de la estación (3 €), sólo incluye el traslado hasta el centro médico local, pero NO la atención. El médico es privado y, si quieres que te mire, tienes que pagar. Para no hacerlo, tienes que irte a un hospital público o sacarte un seguro aparte. Ya lo sabéis (juas!).

Aunque aturdido y dolorido de todo el costado izquierdo, decidí volver a esquiar. Soy así de cabezón y pensé que sólo era una fuerte contusión. Eran las 11:45 y el forfait vale una pasta (jajaja).
No podía "remar" con los bastones, y al girar a la izquierda me dolía la espalda, pero seguí como pude, hasta que en llano caí sobre el mismo costado izquierdo, gracias a una placa de hielo. Esta vez me quedé dolorido en el suelo y sólo entonces decidí retirarme. Tuvieron que ayudarme a levantarme, que no podía hacer fuerza con los brazos. Ya eran las 16:20.
El domingo 15, con el dolor, no esquié y aproveché para visitar un poco el valle de Chistau (Gistaín), de camino a casa. Con una temperatura por debajo de -7ºC, el río Cinqueta estaba helado, igual que el embalse de Plandescún. Preciosas imágenes.
Hoy lunes, he ido a urgencias después de trabajar y me han confirmado la sospecha. Reposo deportivo durante 15 días ... puf ... ¡qué martirio para un culo-inquieto! (jajaja)
Embalse de Plasdescún helado (Valle de Chistau - Gistaín, Huesca)
El río Cinqueta helado (Valle de Chistau - Gistain, Huesca)

Ski et montagne aux Pyrenées
He estado en Bielsa (Huesca) del 10 al 13 de enero, en un hotelito muy recomendable, por precio y simpatía del propietario (Casa Vidaller), con la idea de hacer algo de montaña y aprovechar para pasar a Francia a esquiar.
Al final, hubo que descartar la montaña por puro hielo (glace vive!) y conformarse con unas bonitas jornadas de esquí en la estación de Piau Engaly y en Sant-Lary-Soulan, que están ambas a unos 30 Km de Bielsa, atravesando el túnel.
Los días 13 al 15 de enero dormí en la misma estación de Piau Engaly, en un albergue de juventud, acondicionado para grupos de estudiantes y colegios, a pie de pistas (VVF Villages Okaya). Sin grandes lujos, la verdad.
Como tenemos un anticiclón anclado desde hace días sobre la península, hemos podido disfrutar de sol y cielos sin nubes. Días perfectos, muy fríos y con nieve escasa, dura y muy rápida.


En la estación de Piau Engaly estuve esquiando 2 días. Aproveché un descuento especial para estudiantes en el precio del forfait, con el que se ahorra casi 10 € sobre la tarifa normal (qué morro tengo ... jejeje).
En el parking no más de 40 coches entre semana y menos de 100 personas en toda la estación. Un lujo. Prácticamente esquiaba solo, salvo cuando encontraba algún grupo escolar, con su monitor.
La Grande Bleue, la pista azul más larga de Pirineos, estaba parcialmente cerrada. El resto de azules son muy majas y la nieve se dejaba, aunque con cautela, que estaba muy dura y helada

En Sant-Lary-Soulan más de lo mismo. Estuve los días 12 y 14 de enero. La estación al 75%, pero con la mayoría de las pistas mantenidas con cañones y mucha placa de hielo. Nieve dura y mucho hielo. Sólo la zona de Sant-Lary 2400 estaba bastante aceptable y allí se concentraba la mayoría de la gente. Pocos españoles.

Después de visitar las dos estaciones, prefiero Piau Engaly. Es más técnica y las azules no son tan fáciles como las de Sant-Lary. Las rojas ni las intenté, de heladas que estaban. Casi nadie las bajaba (jejeje).

Durante estos días también he podido comprobar que los ganaderos franceses aprovechan para renovar los pastos, mediante quemas prescritas. Encienden a la cota que les parece bien y, con la fuerte pendiente de las laderas, la vegetación helada y la inversión térmica, el fuego sube lentamente hasta que encuentra la nieve. No necesitan poner medios, y la superficie quemada queda fácilmente confinada entre los barrancos y la misma nieve. Así da gusto (jejeje).
El problema es que, al haber mucha inversión térmica por el anticiclón, llenaban el valle de humo, llegando a tapar el sol.
Tanta historia con el aire puro de la montaña, para acabar respirando humo pecuario (jajaja).
El sábado sospecho que se les debió escapar un poco de las manos, pues quemaron más de 100 hectáreas, con un frente de varios centenares de metros (jejeje).

Han sido unos días muy buenos, a pesar de la lesión.
Reconozco que todavía me queda algo de mono, por lo que tendré que volver a esquiar este año, que esta salida parece que me ha sabido a poco (jejeje).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada